Chile espera que China sea socio aún más importante en combate contra cambio climático

"China ha sido un inversionista importante en el pasado y esperamos que sea aún más importante en el futuro. Hay más de 2.500 millones de dólares de inversión de compañías chinas en Chile en el sector energético", señaló el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet. Fuente: El Mercurio, 10 de septiembre de 2019.


Chile espera que China sea un socio aún más importante en su transformación hacia una matriz energética limpia y de carbono neutral hacia 2050, y que en los esfuerzos conjuntos puedan combatir el cambio climático, aseguraron los ministros de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, y de Energía, Juan Carlos Jobet.

Los ministros acompañaron el 20 de agosto al representante especial de China para asuntos relacionados al cambio climático, Xie Zhenhua, en una visita a la planta fotovoltaica Quilapilún, la más grande de la región Metropolitana, con capacidad para suministrar energía a más de 110.000 hogares.

«China ha sido un inversionista importante en el pasado y esperamos que sea aún más importante en el futuro. Hay más de 2.500 millones de dólares de inversión de compañías chinas en Chile en el sector energético, por lo que esperamos que siga jugando un rol relevante», señaló Jobet a la prensa.

Las autoridades recorrieron la planta solar Quilapilún, ubicada en el sector norte de Santiago y perteneciente a la empresa Atlas Renewable Energy. Se trata de un proyecto de generación solar de 110MW, emplazado en una superficie de 240 hectáreas que albergan un total de 355.520 módulos fotovoltaicos.

El 50 por ciento de los paneles que allí se ubican fueron producidos en China, lo que indica que el país asiático se relaciona con Chile «no solo como inversionista, sino como proveedor de muchas tecnologías e innovación presente en el país» sostuvo Jobet Xie, por su parte, destacó a Xinhua «los esfuerzos del Gobierno chileno por reemplazar las centrales eléctricas de carbón por las energías renovables’. «Espero que las empresas chinas y chilenas tengan más oportunidades de cooperación en el desarrollo de la economía circular y de energías renovables y en el ahorro energético», dijo.

Los funcionarios locales reiteraron durante la actividad el compromiso de Chile de avanzar hacia una matriz eléctrica más limpia y sustentable, lo que desliza una atractiva oportunidad para los inversionistas privados interesados en «el potencial de generación de energías renovables» que posee el país sudamericano, «capaz de entregar energía más barata a toda Latinoamérica».

Remarcaron que este objetivo requiere alrededor de 20.000 millones de dólares adicionales de inversión en el sector de las energías limpias, dado que actualmente el 40 por ciento de la energía producida en Chile proviene del carbón, que a su vez emite el 80 por ciento de los gases de efecto invernadero del país.

En esta línea, la ministra Schmidt aseveró que China ha sido «un gran socio a la hora de aplicar las nuevas tecnologías e impulsar con fuerza las transformaciones necesarias para enfrentar el cambio climático«.

Por esta razón, aseguró que esperan la cooperación de China en el desafio pendiente de integrar la matriz energética con el resto de Sudamérica. «Si queremos cambiar las cosas debemos avanzar en la integración energética, para lo que sería muy bueno tener la experiencia de las compañías chinas. Nos agradaría tener su visita y que nos puedan asistir; su cooperación en este ámbito sería ideal», enfatizó Schmidt.

También relevó la respuesta de China al llamado de Chile a participar en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2019 (COP25), que busca en diciembre próximo promover la ambición en la acción climática y la implementación del Acuerdo de París, entre otros asuntos medioambientales.

En este contexto, Xie expresó que la COP25 en Chile «comprobará el éxito del mecanismo multilateral para hacer frente al cambio climático y del multilateralismo, lo que es muy importante».

«El cambio climático es el desafío que enfrenta toda la humanidad en su supervivencia y desarrollo, no hay ningún país que pueda estar ajeno. Solo con cooperación de beneficio mutuo se logra el éxito de la COP25, y se garantiza el avance del proceso para hacer frente al cambio climático«, añadió.

El representante chino se reunió además en su visita al país austral con el canciller, Teodoro Ribera, y la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt. Con ellos intercambió las respectivas planificaciones, metas, políticas y acciones adoptadas en torno al cambio climático y al cuidado del medio ambiente.

Los comentarios están cerrados.