Corte Suprema da la razón a vecinos de Lonquén y confirma daño ambiental de Santa Marta en Lonquén

Vecino querellante valoró decisión del máximo tribunal del país y se manifestó extrañado de la actitud del Ministerio Público que todavía no determina responsabilidades a pesar de terminar la etapa investigativa. Fuente: El Labrador, 11 de septiembre de 2019.


En un fallo histórico de 34 páginas la Corte Suprema de Justicia ratificó en todos sus términos el dictamen del Tribunal Ambiental de Santiago por daño al medio ambiente ocasionado por el relleno Santa Mana en la localidad de Lonquén el verano de 2016 y, en esa misma medida, el máximo tribunal de Chile le dio la razón a un grupo de vecinos de esa localidad que sistemáticamente han luchado en contra de este enclave contaminante en la comuna de Talagante.

«En consecuencia, concurren en el caso todos los elementos de la responsabilidad por daño ambiental, razón por la que se acoge la demanda y se ordena la reparación del medio ambiente dañado», señala en parte el dictamen suscrito por los Ministros de la Excelentísima Corte Suprema: Sergio Manuel Muñoz Gajardo, María Eugenia Sandoval Gouet y Ángela Francisca Vivanco Martínez, además de los abogados integrantes: Álvaro Hernán Quintanilla Pérez y Rosa Maria Leonor Etcheberry Court. «Tenemos ahora un fallo inapelable que demuestra que siempre hemos tenido la razón, claro, tenemos una gran satisfacción, hemos conversado nuevamente con los vecinos que participaron de todo esto. analizando un poco lo que indica este fallo. Esta claramente establecido el daño ambiental en nuestra comuna de Talagante (…), y ahora Santa Marta tiene la obligación de levantar un programa de reparación del daño.

Si, estamos satisfechos, pero tenemos que ser muy observadores de lo que va a suceder con este tallo», dijo Andrés Zolnher, uno de los vecinos querellantes. En tal sentido, el vecino de Lonquén recordó que hace unos días Santa Marta ingresó el estudio de un nuevo proyecto al Sistema de evaluación de impacto ambiental para desarrollar un relleno en una quebrada contigua así extender sus actividades por 30 años más en Lonquén.

«Estábamos esperando si Santa Marta lograba con este proyecto ser una empresa innovadora, de ofrecer una solución acorde con lo que es la modernidad y no recurren a perpetuar un sistema que en todo el mundo se está dejando de usar», replicó Zoinher. Por último, el vecino talagantino sostuvo que resulta extraña la actuación de la fiscalía. «Nos preocupa que Fiscalía, a pesar de haber anunciado en vanas ocasiones que iban a formalizar hasta el día de hoy no hemos sabido nada sobre esa formalización», dijo Andrés Zoinher e indicó que resulta aún más insólito «frente a un hecho tan grave y del que hoy está fuera de toda duda por la sentencia que la Corte Suprema de Justicia ha establecido».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *