Acuerdo de París, medidas para 2025 y Brexit: Los desafíos que tendrá Escocia como anfitrión de la COP26 el próximo año

Foto: LuzNoticias.

Glasgow celebrará la cumbre sobre el cambio climático en 2020, considerada como la conferencia más importante desde 2015, y la cual estará bajo la presidencia conjunta del Reino Unido e Italia. Fuente: Emol, 7 de octubre de 2019.


Las 24 cumbres mundiales por el cambio climático, más conocidas como COPs (sigla de Conferencia de las Partes en inglés), que se han realizado desde 1995, han tenido distinto impacto en las partes que participan, dando paso a nuevos estándares en relación a la emisión de CO2 producidas por las naciones pero, también, han fracasado por su poca eficiencia en los acuerdos.

La COP25 que tendrá lugar en Santiago en dos meses más -del 2 al 13 de diciembre-, ha tomado gran relevancia a nivel nacional y también ha estado en el debate internacional, especialmente luego de la Cumbre por la Acción Climática que se realizó la semana pasada en Nueva York.

La ministra del Medio Ambiente y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, incluso destacó el carácter de esta cumbre como «un concepto transformador, de pasar de una cumbre que son más de negociaciones a una cumbre de acción y de implementación concreta».

Pero a pesar del protagonismo e impulso que ha tomado la reunión mundial de diciembre, donde se negociarán y concretarán medidas respecto al Acuerdo de París de 2015, se espera que la próxima COP26 vaya más allá en distintos ámbitos.

Glasgow

Como es tradición de las conferencias, los continentes y países se van alternando, por lo que esta vez Reino Unido será el anfitrión. Glasgow, la mayor ciudad de Escocia, ha sido escogida como la próxima sede para la COP26, la cual se realizará a fines del 2020 en el Scottish Events Campus (SEC) y espera recibir a más de 30 mil delegados de más de 190 países.

Claire Perry, ex ministra de Energía y Crecimiento Limpio del Reino Unido y presidenta nominada para la COP26, celebró: «En 2020, los líderes mundiales se reunirán para discutir cómo abordar el cambio climático a escala global, y dónde es mejor hacerlo que Glasgow, una de las ciudades más sostenibles del Reino Unido con un excelente historial para organizar eventos internacionales de alto perfil».

El evento ya cuenta con una novedad: la organización será en asociación con Italia -país que también competía por ser sede- tras un acuerdo alcanzado entre ambas partes, por lo cual en esta última nación se realizará una pre-cumbre con distintos eventos.

Esta cumbre es vista como la más importante desde la COP21 de París del año 2015, ya que se considera que las conferencias realizadas cada cinco años marcan distintos hitos para los acuerdos entre las naciones.

Y es que en la COP26 termina el plazo fijado por las 190 partes que se unieron al Acuerdo de París, donde deberán adoptar las medidas concretas que cada Estado se propuso para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, entrando en vigencia el tratado y finalizando el Protocolo de Kyoto previamente establecido.

Además, se acordó que en 2020 se buscarían nuevas y mejores medidas en intervalos de cinco años, por lo que será una cumbre crucial para establecer nuevas metas hacia 2025, de forma de combatir con más fuerza la crisis climática a nivel internacional.

Otro punto clave será la entrada en vigencia del Fondo Verde, el cual se creó en la COP16 en México el año 2010 y que establece un monto de US$100 mil millones anuales para que a partir de 2020, los países con menos recursos puedan aplicar medidas para combatir la crisis climática.

«Líder verde» y Brexit

Sin embargo, el Reino Unido no busca sólo demostrar ser un «líder verde» en materia medioambiental a nivel mundial, a pesar que desde la decisión sus autoridades han destacado diversas iniciativas implementadas desde hace varios años, como la Ley de cambio climático impulsada en 2008, o ser uno de los primeros países en recomendar la carbono neutralidad hacia 2050.

Según información del Gobierno británico, las diversas medidas de sostenibilidad del país han hecho que en ocho años sus emisiones de CO2 disminuyan en 16 toneladas.

Pero si el Reino Unido cumple con una COP26 exitosa, además de reafirmar su liderazgo en cuanto a la lucha climática, podrá significar su relevancia política en el escenario mundial después del Brexit, por lo que la conferencia se presenta como una instancia determinante para los británicos en el marco internacional.

Por otro lado, y al poco tiempo de la elección de Glasgow como sede de la COP, la decisión ya ha generado polémicas. El domingo pasado, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, manifestó: «No quiero ver a Nicola Sturgeon cerca porque el Partido Nacionalista Escocés no aseguró esa cumbre en Glasgow, fue el Gobierno del Reino Unido», haciendo alusión a que la Primera Ministra de Escocia es partidaria de la independencia de dicho país.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: COP26 Destacado Glasgow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *