Metas NDC: gremios piden claridad en acciones para lograr meta de reducción de emisiones al 2030

Dirigentes plantean que es posible alcanzar el objetivo, pero acelerando las medidas ya impulsadas y potenciando una discusión seria. Fuente: Diario Financiero, 16 de octubre de 2019.


Acogida y dudas generó la nueva propuesta de Contribución Nacional Determinada (NDC), que plantea una reducción de 45% de los valores de 2016 para 2030, definiendo el 2027 como el año en que Chile alcanzará su máximo de emisiones para, a partir de ahí, reducir los niveles hasta la carbono-neutralidad en 2050, según informó La Tercera.

Hasta el cierre de esta edición, Medio Ambiente aún no tenía la versión final del documento, aunque esperaban ponerlo en consulta hasta el 14 de noviembre para que los actores puedan comentar la nueva meta de reducción de emisiones que presentará el país en la COP25 en diciembre.

Los primeros detalles que se conocieron del instrumento abrieron la discusión, ya que para algunos sectores se trata de una meta más que ambiciosa, que no sólo pone a prueba al sector privado, sino también la agenda del gobierno.

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, dice que bajar 45% las emisiones es ‘una meta nacional y no sectorial, porque hay algunos sectores que son carbono receptores y otros emisores. Hay que analizar en profundidad cuáles son los mecanismos que se han pensado para lograr esa reducción’.

Mientras, la minería privada dice estar de acuerdo con el nuevo criterio que unifica captura y emisión de CO2, fórmula que según dicen dará mayor flexibilidad.

El presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, sostiene que en todo caso ‘una buena propuesta no sólo debiera traer metas sino también los datos o información para fijarlas, eso permitirá una discusión seria’. En el sector energético coinciden en que es posible la meta del 45% al 2030 pero bajo condiciones. El director de Estudios y Regulación de la Asociación de Empresas Eléctricas, Javier Bustos, sentencia: ‘Es factible, pero es ambicioso. Sí es factible en caso de que se diseñen los instrumentos apropiados’.

Bustos explica que ‘la generación eléctrica cada vez se va haciendo más renovable y eso lo estamos viendo, pero quedan acciones importantes en lo que es transporte y también lo que tiene que ver con usos de combustibles, por ejemplo en calefacción donde todavía hay que tomar decisiones bastante más rápido de lo que hemos visto’.

Para las empresas eléctricas, enfatiza, son clave las acciones en cuanto a adaptación, ya que representan la transmisión y la distribución eléctrica y buena parte de la descarbonización es más electrificación.

‘La adaptación al cambio climático será fundamental. Es decir, qué iniciativas se están pensando porque, de lo contrario, no podemos avanzar en una electrificación que es el instrumento por el que se pueden reducir más emisiones’, recalca.

La duda sobre la ambición de la meta también es recogida por el experto Jorge Cash, quien cree que tanto las metas de 2030 como del 2050 requieren aclaración. En el primer caso, porque ‘el peak de emisiones se espera para el 2027 y estimar una reducción en tres años requiere evidencia concreta’.

En tanto, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), Carlos Finat, destaca que el país vaya un paso adelante en el aumento de ambición. ‘Es destacable que Chile se autoimponga una reducción del 45%. También valoramos que la meta se exprese en términos absolutos, y no por unidad de PIB, como se hizo en la NDC actualmente vigente. De esa manera, se comprometen reducciones netas reales y no relativas’, dice.

Respecto al condicionamiento de la nueva NDC a la obtención de financiamiento internacional -y sin conocer los detalles- Finat dice que ‘nos parece razonable que, basados en el principio de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, parte de la NDC se pueda condicionar. Sin embargo, el aporte del sector eléctrico no lo necesita, ya que Chile cuenta con la herramienta de los impuestos verdes, que podría ser muy efectiva si se le corrigieran sus actuales deficiencias’.

El presidente de Corma, Juan José Ugarte, valoró que en esta propuesta los bosques sean parte de la NDC. ‘La factibilidad de esta propuesta irá de la mano con los pequeños y medianos propietarios sean los que foresten los distintos tipos de árboles’, estimó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *