Proteger casi un tercio del planeta es la apuesta que se presentó en la reunión previa a la COP25

Taller Regional Acción Climática Gobiernos Locales, PRECOP25 Costa Rica,Fotos: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

Seis países lanzaron la ambiciosa meta de conservar casi un 30% de las áreas terrestres y marinas para aprovechar lo que provee la naturaleza en lucha contra el cambio climático. Fuente: El Mercurio, 11 de octubre de 2019.


Si se quiere mantener el alza de la temperatura del planeta en 1,5 °C, es necesario proteger casi un tercio de planeta para 2030. Eso es lo que dicen diversos estudios científicos y es lo que busca una alianza lanzada por seis países en Costa Rica y que pretende apoyarse en la misma naturaleza para combatir el cambio climático. ‘A menos que podamos atraer a todos los países, nuestros desafíos no serán alcanzados y seguiremos luchando, y lo que más tememos —la destrucción del clima, nuestros bosques y nuestro modo de vida— se hará realidad’, dijo durante el lanzamiento del plan Ian Duncan, ministro de cambio climático de Reino Unido. La iniciativa fue anunciada por Costa Rica, Francia, Gabón, Granada, Finlandia y Reino Unido en el marco de la PreCop, que terminó ayer en el país centroamericano.

La cita fue el preámbulo de lo que pasará en Santiago en diciembre, en la Conferencia de la Partes COP25. A diferencia del objetivo de esta última, donde se negociará para buscar acuerdos, la PreCop no tiene esa meta, sino más bien la de allanar el camino para esas conversaciones futuras. Chile lidera la Alianza de Ambición Climática en la que un grupo de países, regiones, ciudades y actores no estatales, se comprometen a ser más ambiciosos en la actualización de sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDCs) para 2020, dice la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

‘Pero para enfrentar el desafío del cambio climático se requiere el esfuerzo de todos y en distintos ámbitos, por lo que vemos con buenos ojos la coalición para proteger la naturaleza anunciada por Costa Rica’, asegura. La PreCop de Costa Rica fue inusual no solo por la envergadura que tuvo —con casi 2 mil delegados de 86 países—, sino también por el énfasis puesto en integrar otros temas a la discusión. ‘Fue una gran iniciativa el hacer muchos eventos paralelos para atender temas específicos como el género, la igualdad y los derechos humanos’, dice Eduardo Sanhueza, consultor internacional en cambio climático y desarrollo e investigador de iEarth de la U. Adolfo Ibáñez.

Estos temas no van a entrar en la agenda de la COP25, aclara el especialista, pero sirve para que estén sobre la mesa y que se integren, potencialmente, a las agendas de las reuniones futuras. Las negociaciones de cambio climático no solo son complejas por lo que está en discusión, sino también porque existen vías y plazos específicos para cada tema a tratar.

Es así, por ejemplo, que la COP23 dio un mandato para generar un documento relativo a la adaptación del sector agrícola a entregar en la COP26. En ese contexto, un grupo de países latinoamericanos, liderados por Chile, se adelantó y le dio una bajada regional al tema con la Plataforma de Acción Climática en Agricultura en los países de América Latina y el Caribe. La iniciativa, que será lanzada en la COP25, tiene de momento cinco países adheridos, pero después del trabajo hecho en la Pre- Cop se espera que se sumen varios más. ‘La seguridad alimentaria en la región es muy importante porque muchos países son grandes exportadores, pero también porque, en conjunto, son un gran abastecedor mundial de alimentos’, advierte Eduardo Sanhueza.

Sin grandes cambios

Si bien no hubo novedades en las posturas de los países frente a los mecanismos de financiamiento del Acuerdo de París y sobre las medidas para controlar los daños y pérdidas por el cambio climático, dice el especialista, no se esperaban sorpresas relativas a estos puntos en Costa Rica. ‘Fuimos a buscar mayor ambición por parte de los países y nos regresamos contentos, porque hemos logrado sumar voluntades en el esfuerzo por enfrentar el cambio climático y ahora nos queda la gran prueba: lograr dar un salto en la COP25 en Chile’, sostiene la ministra Schmidt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *