Codelco ingresa a estudio ambiental proyecto en Radomiro Tomic por US$ 882 millones

Se trata de una iniciativa paralela al plan estructural de esa faena, y según adelantó el presidente de la firma, es parte de la estrategia de rentabilizar recursos de la estatal. Fuente: El Mercurio, 20 de noviembre de 2019.


Rentabilizar su base de recursos mineros, ese es el objetivo con el que la minera estatal Codelco dio inicio al estudio ambiental de un proyecto que busca extender la vida útil del yacimiento Radomiro Tomic (RT), parte del distrito norte de la Corporación. En los documentos que presentó la compañía ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), se apunta a una actualización del plan minero de la faena, definiendo las nuevas zonas de explotación del yacimiento, principalmente ubicados en el sector noreste de RT.

De esta manera, la idea es extender la operación de la línea de hidrometalurgia y la explotación de Sulfuros Fase I existentes, desde el año 2023 hasta el año 2030. A través de una Declaración de Impacto Ambiental, la estatal entregó una serie de antecedentes sobre el traslado o expansión de las zonas de ripios y de la instalación de un nuevo chancador. En cuanto a la producción asociada a esta expansión, desde la estatal comentan que aún no está definido el aporte de estas nuevas zonas, ya que restan algunas exploraciones, pero aseguraron que se trata de un proyecto rentable para la empresa, en una faena que en 2018 alcanzó las 332 mil toneladas de cobre fino.

‘Este proyecto responde a una de las líneas de nuestro Plan Estratégico de Negocios, que contempla, entre sus tres medidas de mayor captura de valor, maximizar el desarrollo de nuestra base de recursos geológicos en Chile’, aseguró el presidente ejecutivo de la Corporación, Octavio Araneda. Según aclaran desde la firma, se trata de un proyecto diferente a ‘RT Sulfuros’, ya que es una iniciativa que busca explotar la zona de óxidos, es decir, la que esta más cerca de la superficie. De hecho, ambos proyectos son procesos diferentes (concentración y lixiviación) y se procesan minerales de distinta naturaleza.

Con todo, según las estimaciones de Codelco, se trata de una iniciativa que requiere de una inversión por US$ 882 millones, que durante su fase de construcción va a requerir una mano de obra promedio de 474 personas, con peaks sobre los 2.000 trabajadores. Araneda apunta a que más allá de los proyectos estructurales —para los que la minera desembolsará unos US$ 1.800 millones solo en 2020—, la idea es seguir rentabilizando los recursos que ya posee la compañía. ‘Es por eso que en esta materia concentraremos nuestros esfuerzos en la exploración nacional, la asociación con terceros y la implementación de tecnologías disruptivas que permitan habilitar nuestros recursos mineros para una explotación futura. Además de enfocarnos en hacer buenos proyectos, queremos capturar el mayor valor posible de nuestra base minera’, enfatizó Araneda.

Los comentarios están cerrados.