La Rebelión de octubre: una crisis socioambiental que no partió en octubre

La Rebelión de Octubre estuvo precedida por explosiones socioambientales en diferentes puntos del país. No se trató de episodios de malestar que nadie vio venir, sino que, por el contrario, fueron explosiones dramáticamente públicas durante años. Fuente: El Mostrador, 6 de noviembre de 2019.


No son solo síntomas, la Rebelión de Octubre estuvo precedida por explosiones socioambientales en diferentes puntos del país. No se trató de episodios de malestar que nadie vio venir, por el contrario fueron explosiones dramáticamente públicas, durante años. Casos como Ralco, Freirina, Til Til, Barrancones, Coronel, Petorca, y más recientemente Quintero y Puchuncaví no fueron esbozos de una crisis en ciernes, y la evasión del Metro no fue la gota que rebalsó el vaso. El vaso estaba lleno hacía mucho. En estos casos de conflictos socioambientales el modelo extractivista nunca ocultó su peor cara. El olvido, la pobreza y la vulneración de los derechos sociales y ambientales estaba a la vista de todos y particularmente del Estado, que dejó hacer.

La crisis que vivimos es compleja porque es política, institucional, y social y medioambiental. Pretender separarlas es replicar el fracaso, porque la crisis hídrica sigue con nosotros, la sequía se intensifica, el nivel del mar continúa subiendo, las termoeléctricas siguen emanando dióxido de carbono, las zonas de sacrificio se mantienen tal cual y los efectos del cambio climático no dejan de acelerarse. mientras se discuten las urgencias de una crisis general que no da luces de amainar. Para hablar sobre esto hablaremos con Paola Bolados, especialista en polìticas ambiental que busca sumar a las demandas la defensa de los derechos ecoterrritoriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *