Ministerio Público formalizó a seis ejecutivos de ENAP por tres casos de contaminación

La imputación se debe a que ordenaron un trasvasije de petróleo iraní a sabiendas, según consta en la indagatoria, que ese combustible podría causar problemas de salud para la población de las localidades donde se produjo. Fuente: La Nación, 28 de noviebre de 2019.


Por la propagación de elementos contaminantes al medioambiente a sabiendas de que un mal manejo de éstos podría contaminar el agua de las ciudades donde se produjo, fueron formalizados este jueves seis ejecutivos de la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP).

Ese fue el caso de derrames de petróleo iraní conocido como “Iranian Heavy”, que fue vertido en Quintero, Puchuncaví y Talcahuano el 4 y 21 de agosto pasado y que, según la investigación del Ministerio Público podría causar problemas en la salud pública.

Se trata del gerente de ENAP Refinerías Aconcagua, Edmundo Piraíno; gerente de ENAP Refinerías Biobío, Álvaro Hillerns; la jefa del departamento de operaciones de ENAP Refinerías Biobío, Patricia Cabalá; el jefe del terminal marítimo Quintero ENAP Refinerías Aconcagua, Juan Pablo Rhodes; el jefe del área marítima de ENAP Refinerías Biobío, Jorge Farías, y el jefe del área terrestre del terminal marítimo Quintero ENAP Refinerías Aconcagua, Carlos Lizana.

La audiencia se realizó en el Juzgado de Garantía de Talcahuano y continuará este viernes, cuando la Fiscalía pedirá medida cautelares, entre las que se cuentan firma quincenal para Piraíno, Hillerns y Cabalá, y firma semanal para Rhodes, Farías y Lizana.

Un séptimo formalizado, el capitán de marina Joseph Darlington Flores y encargado del “alije” del petróleo iraní, quien no se presentó en esta jornada por encontrarse navegando, por lo que su audiencia se pospuso para el 9 de enero del 2020.

DEFENSA NIEGA DOLO

El abogado de los ejecutivos de ENAP, Cristián Muga, sostuvo que “el punto no es el crudo iraní, el punto es cómo se maneja el crudo iraní. Esperamos mañana poder demostrar efectivamente las condiciones de manejo” que –aseguró- “fueron adecuadas, en condiciones de operaciones seguras para ellos y para terceros”.

Por ello, consideró que la petición de medidas cautelares por parte del ente persecutor “es completamente excesiva y no guarda ninguna relación con los hechos que se están siendo formalizados hoy en día”.

Sobre las imputaciones respecto de lo contaminante del hidrocarburo, expuso que “Irán es el cuarto productor de crudo a nivel mundial, no existe ningún crudo que no tenga H2S (Ácido Sulfhídrico), todos los crudos tienen concentración de H2S”, por lo que “el punto es cómo se manejan”.

Por su parte, ENAP reafirmó su “convicción” de que sus ejecutivos formalizados actuaron de forma “correcta” y aseguró tener “plena confianza” de que aquello se acreditará en la investigación.

“Esta etapa de la investigación entrega la oportunidad de poner a disposición de la Fiscalía antecedentes técnicos que permiten explicar de mejor manera los eventos de contaminación de agosto de 2018”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *