Organizaciones ambientales presentan propuesta para mejorar el plan de reducción de emisiones de Chile

Las 14 organizaciones ambientales que componen la Mesa Ciudadana de Cambio Climático desarrollaron un documento técnico sobre la NDC chilena, en el que precisaron las áreas en las que hace falta elevar los estándares ambientales, con el propósito de contribuir a que Chile mejore sus compromisos y ambiciones ante la emergencia climática que enfrentamos.


Las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) son el compromiso multilateral asumido por cada una de las 197 partes -o países- firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para aplicar como medidas en sus propios países y de acuerdo a sus realidades, las cuales deben ser actualizadas cada cinco años.

En 2015, previo a la firma del Acuerdo de París, más de 180 países presentaron sus respectivos compromisos por primera vez. Cuando estos fueron revisados, analizados y sumados, se estableció que no eran suficientes para cumplir con la meta de mantener el incremento de temperatura bajo los 2°C para finales de siglo, desde la era pre industrial, que establece el Acuerdo. Chile, por su parte, presentó sus compromisos en septiembre de ese año, esfuerzo que fue catalogado como “altamente insuficiente” por la organización internacional Climate Action Tracker, la cual señaló que, si todos los países siguieran el ejemplo de Chile, la temperatura aumentaría a 4°C al 2100.

Así es como en marzo de 2020 las partes firmantes deben actualizar sus NDC, en el marco de la entrada en vigencia del Acuerdo de París. En este contexto, el Gobierno de Chile puso a disposición de la ciudadanía la propuesta correspondiente a la primera actualización de las NDC en octubre de este año.

Desde la perspectiva de Rodrigo Herrera, asesor legislativo de Fundación Terram y coordinador de la Mesa Ciudadana de Cambio Climático, “el problema es que las metas propuestas por el gobierno en el marco de los compromisos ante la comunidad internacional son insuficientes y no conversan con la realidad del territorio”

A modo de contrapuesta, el documento elaborado por esta red de organizaciones propone cambios y aplicaciones concretas de medidas más exigentes en áreas como Energía, Transporte, Agricultura, Bosque Nativo y Manejo Forestal y Océanos. Además, profundiza en la interpretación del concepto “Adaptación”, en el cual hace hincapié a que Chile es un país altamente vulnerable al cambio climático y por tanto necesita “trazar una nueva senda de desarrollo”.

Herrera señala que “el gobierno debe entender que la Ambición no es cumplir metas por metas, sino más bien es un concepto más profundo e integral que puede ser definido como el establecimiento de una forma de gobernanza inclusiva y representativa para el accionar climático, que apunte a transformar el paradigma de desarrollo en consonancia con los límites de la naturaleza y las necesidades de las personas”.

En este sentido, Arianne van Andel, ecoteóloga y coordinadora de la Coalición Ecuménica por el Cuidado de la Creación, destaca que “la NDC (del Gobierno) desconoce las propuestas concretas que la sociedad civil y las ONGs ambientales hemos desarrollado en las últimas décadas y no contempla considerarlas. No dice nada, por ejemplo, sobre cómo llegar a la descarbonización, cómo aumentar el uso de ERNC, cómo proteger los recursos hídricos y los bosques nativos. Parece que todo está por estudiar y planificar, pero se puede acelerar la acción, si el Estado abre a una estructura de planificación tomando en serio los aportes de la ciudadanía»

Además, la ecoteóloga enfatiza que para lo anterior, es “prioritario firmar el Acuerdo de Escazú e implementar una metodología y estrategia de participación ciudadana real y vinculante para poder reducir llegar a ser un país carbono-neutral, porque las propuestas de soluciones no necesitan desarrollo, pues ya existen».

El documento sobre NDC elaborado por la Mesa Ciudadana de Cambio Climático es un ejemplo de ello. “Si no consideramos la voz de la sociedad civil, de la gente que está en los territorios trabajando y viviendo de manera directa los efectos del cambio climático, no será posible elaborar adecuadas políticas públicas”, concluye Herrera.

Revisa aquí el DOCUMENTO DE TRABAJO PARA LA CONTRIBUCIÓN NACIONAL DETERMINADA DE CHILE elaborado por la Mesa Ciudadana de Cambio Climático.

También puedes revisar y descargar este comunicado aquí: Organizaciones ambientales presentan propuesta para mejorar el plan de reducción de emisiones de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *