Crisis de la basura y derrame de aguas servidas causó emergencia en Ancud

Los dos principales problemas de carácter ambiental colocaron a prueba a las autoridades para contener por un lado la disposición de los residuos y por otro investigar las causas de los pestilentes olores originados en la bahía de la ciudad. Fuente: La Estrella de Chiloé, 29 de diciembre de 2019.


Dos materias de carácter medioambiental marcaron a los habitantes del radio urbano de Ancud este año, junto con poner en jaque las medidas paliativas a favor de la salud de la población: la crisis de la basura y la contaminación dela bahía por el derrame de aguas servidas.

El primero de los sucesos que tiene vigencia hasta el día de hoy lo desató la medida de cierre del vertedero municipal de Huicha que luego de 40 años fue clausurado finalmente el 4 de abril.
Durante los días previos al sellado y cierre del recinto, el municipio a través del alcalde Carlos Gómez (Id.) formalizó un contrato con el propietario del vertedero industrial particular de Dicham en Chonchi para iniciarla disposición de los residuos al sur de la capital provincial.

Fue el propio alcalde chonchino, Fernando Oyarzún (Pro RN), quien salió en busca de apoyo político al tomar conocimiento del ingreso de cuatro camiones compactadores que iban a ingresar al día a Dicham, procedentes de Ancud.

«Hemos estado postergando una discusión por la basura por 12 años y hoy lamentablemente tocó fondo», dijo en su momento el alcalde chonchino.

A partir de la contingencia los habitantes de Dicham y de Chonchi protestaron en la Ruta 5 Sur prohibiendo el ingreso de camiones de basura y con ello «asfixiando» a los ancuditanos con sus propios residuos sin disposición final.

Tras dos días de manifestaciones que incluyeron enfrentamientos con fuerzas especiales de Carabineros fue el propio intendente regional, Harry Jürgensen, quien confirmó la
clausura del recinto dejando a Ancud sin un sitio para el destino de la basura de toda la población.

El representante del Ejecutivo arribó a Castro tras el fallido diálogo entre seremis y la comunidad para sellar el destino del vertedero industrial de Dicham. Dijo en aquel entonces que «el cierre se produce por incumplimientos de cinco o seis cosas distintas y una de ellas es que está funcionando en un espacio muy superior al espacio que contiene la resolución medioambiental respectiva». La medida se produjo el 12 de abril.

ALERTA

La tensa situación derivó en gestionar desde el municipio de Ancud que se decrete estado de Alerta Sanitaria por parte del Ministerio de Salud (Minsal), decisión que coincidió con el cese en el envío de basura hasta la vecina comuna chonchina. Este paso dio cabida para que las autoridades exploren opciones en San Antonio de Huelden, siendo rechazada por sus habitantes.

Actualmente la mirada municipal está centrada en Puntra El Roble en medio de protestas y recursos de protección.

DERRAMES
La otra emergencia casi en paralelo a la crisis de la basura se desató el pasado 19 de marzo con el registro de fuertes olores desde el borde costero de la ciudad.

El hecho trajo como consecuencia la evacuación de 460 alumnos del colegio Chiloé en dos oportunidades. 17 personas, entre niños y adultos, resultaron con intoxicación respiratolia.

Rápidamente el Ministerio de Salud dispuso la realización de una investigación para determinar el origen del hedor.

Bajo esta nueva emergencia la Armada de Chile igual abrió un sumario investigativo en contra de la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal) por el derrame de aguas servidas a la bahía de la ciudad.
Otros episodios siempre por el derrame de aguas negras al mar se registró en Piedra Blanca el 26 de julio y en pleno paseo de la costanera el pasado 11 de septiembre tras la rotura de una tubería matriz.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: Ancud Contaminación Destacado

Los comentarios están cerrados.