Incendios Valparaíso: expertos coinciden en que abandono del territorio es un factor de riesgo en Valparaíso

El geógrafo Luis Álvarez y el arquitecto Iván Poduje analizan la realidad de la ciudad frente a estas emergencias. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 26 de diciembre de 2019.


El geógrafo Luis Álvarez, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), hizo un amplio análisis de lo que ocurre en Valparaíso con la incidencia, casi cada dos años, de megaincendios que golpean a la ciudad. Antes de este siniestro, la última gran catástrofe de este tipo se registró el 2 de enero de 2017, en Puertas Negras.

Asentamientos irregulares, abandono de los territorios y falta de responsabilidad- según precisó- de los privados por sus terrenos, son factores que inciden para que se puedan generar estos siniestros.

– ¿Cuáles son las causas que originan estos megaincendios?

– Una de las causas es el abandono de los suelos donde hoy no es posible desarrollar otra actividad que no sea la urbana, las actividades de planta-dones forestales fueron abandonadas (…). El abandono del rol o la competencia administrativa sobre esas unidades es rural y potencialmente urbana, por tanto, no está clara la competencia de administración. Y además está la adversidad del cambio climático. Todo el bosque que se quema es plantación de pinos y eucaliptos no adaptado ni resiliente a la sequía prolongada.

– ¿Cree que se han efectuado los trabajos preventivos correspondientes después del megaincendio de 2014?

– Poco y nada. La mayor prevención es la educación y hacer simulacros de incendios. Hay redes secas que la gente no sabe lo que son porque no se les educa. Gastamos millones en simulacros de tsunami sabiendo que el periodo de retorno es de más de 250 años. Los incendios tienen un periodo de retorno de siete meses y se debe gestionar el riesgo.

– ¿Cuáles cree que son las responsabilidades de las autoridades locales frente a esta realidad? ¿Existe responsabilidad de los privados por predios forestales en los límites de la ciudad?

– Sí, acá los principales responsables son los propietarios, cometen el delito de abandono por lo superfluo del valor de suelo; y cuando algo es superfluo es necesario para otros, allí el tema de las tomas. Acá, la autoridad debe gravar la propiedad, castigar al especulador que retiene el suelo con un único afán de convertirlo en extensión urbana.

– En Valparaíso y Viña del Mar hay diversos asentamientos irregulares. ¿La proliferación de estos y la falta de fiscalización son factores de riesgo frente a un incendio como el ocurrido este martes en Valparaíso?

– Los asentamientos espontáneos son la forma más original del desarrollo de la ciudad, luego la regularizamos. Valparaíso y Viña del Mar son un gran proceso urbano de regularización y lo que tiene que hacer el aparato público es darle a esa regularización forma o modo. Más que fiscalizar, hay que llevar a la ciudad el urbanismo (…). El aparato público no puede abandonar a connacionales que tienen derecho a formar un hogar.

– Mayormente, estos incendios son causados por la acción humana. ¿Cuál es su opinión en relación a la responsabilidad penal frente a estos casos?

-Todo incendio en su origen es antrópico, nuestros sistemas naturales no son pirógenos. Ahora, una cosa es el accidente original, que va desde un caso fortuito hasta pirómanos. Ser responsable del accidente no lo hace responsable de toda la vulnerabilidad que tiene el territorio, lo exime de toda la amenaza del cambio climático.

«No se urbanizaron asentamientos ni se controlaron plantaciones»

La tesis sobre el abandono del territorio también es amparada por el arquitecto y experto en urbanismo Iván Poduje, quien aseveró que existen dos factores de riesgo que chocan entre sí: el crecimiento irregular y las plantaciones forestales, siendo el abandono del territorio una causa en la prevalencia de incendios en Valparaíso.

Aseveró que las autoridades no han realizado las acciones preventivas necesarias para evitar catástrofes en la Ciudad Puerto, por lo que se debe trabajar en un plan conjunto real para evitar nuevos siniestros.

-¿Cuáles son las causas que originan estos megaincendios?

– Son dos los factores que chocan: una meseta alta llena de plantaciones forestales con poco o nulo manejo, y un crecimiento urbano informal que avanza hada ellas. Me refiero a campamentos o viviendas de autoconstrucción que se emplazaron en quebradas de difícil acceso, sin urbanización ni cobertura de agua A ello habría que agregar el cambio climático que aumenta los episodios de mucho calor y poca humedad.

– ¿Cree que se han efectuado los trabajos preventivos correspondientes después del megaincendio de 2014?

– No en la magnitud prometida. Se avanzó en las calles Los Chonos o El Vergel, pero quedaron otras pendientes. No se urbanizaron asentamientos informales ni se controlaron plantaciones.

– ¿Cuáles cree que son las responsabilidades de las autoridades locales frente a esta realidad? ¿Existe responsabilidad de los privados por predios forestales en los límites de la ciudad?

– Hay una gran responsabilidad del gobierno de la expresidenta Bachelet, que luego del megaincendio del 2014 prometió un ambicioso plan de US$ 500 millones, que diluyó en su propio gobierno. En arios anteriores, los grandes culpables son el Ministerio de Bienes Nacionales, que entrega títulos de dominio a asentamientos en zonas de riesgo; el municipio, que lleva urbanización incompleta, y ministerios que no concretan planes mayores. También de vecinos que tiran basura en quebradas que propagan el fuego.

– En Valparaíso y Viña del Mar hay diversos asentamientos irregulares. ¿La proliferación de estos y la falta de fiscalización son factores de riesgo frente a un incendio como el ocurrido este martes en Valparaíso?

– Absolutamente. Como dije, es la principal causa, ya que las viviendas se emplazan en zonas residuales, en los márgenes de la ciudad, con malos accesos y sin urbanización. Eso las expone más a riesgos de incendios y hace más difícil controlarlos. Además, la presencia de plantaciones forestales y basura en quebradas acelera su propagación. Existen dos soluciones: si el asentamiento es pequeño, relocalizar a familias en zonas próximas, pero seguras; o si el asentamiento es muy grande, no queda más remedio que radicar y para ello hay que urbanizar y controlar las plantaciones existentes en esas zonas.

– Mayormente, estos incendios son causados por la acción humana. ¿Cuál es su opinión en relación a la responsabilidad penal frente a estos casos?

– No soy abogado, pero creo que debe distinguirse el incendio accidental, como el del año 2013 (en Rodelillo), que partió por una chispa; del intencionado, que se hace para destruir o quebrar el orden público de la ciudad. En este caso, las penas ya son muy altas, así que la misión es dar con los culpables y aplicar con todo el rigor que se pueda la ley.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: Destacado incendios valparaiso

Los comentarios están cerrados.