Agricultores de Quilapilún apelan resolución del SEA, favorable a Angloamerican y Codelco

"No permitiremos que este sector se transforme en una 'zona de sacrificio agrícola' y de riesgo para la salud de nuestras familias", enfatizaron desde la comunidad. Fuente: El Andino, 31 de enero de 2020.


La comunidad agrícola de Quilapilún rechazó la resolución del SEA que acogió las ‘Consultas de Pertinencia’ presentadas por Codelco y Angloamerican, que les permitiría concretar el acuerdo comercial por el cual la cuprífera estatal venderá aguas de relave provenientes de su Tranque Ovejería en el proyecto minero ‘Los Bronces’, para satisfacer su abastecimiento hídrico y garantizar su continuidad operacional a través del transporte de dicha aguas hasta la planta «Las Tórtolas».

Por tal razón, el viernes 24 de enero fueron presentados dos recursos de reposición ante el Servicio de Evaluación ambiental, solicitando que ambos proyectos de las mineras «ingresen obligatoriamente a tramitación ambiental al organismo y que además el representante de la Comunidad de Agricultores del Valle de Quilapilún sea considerado oficialmente como ‘contraparte’ en el proceso».

Además, expresaron que es lamentable que la administración ambiental se ponga a disposición de un proyecto que tiene como único objeto de concretar un acuerdo comercial, soslayando los sensibles riesgos ambientales y a la salud asociados al proyecto que pretende desarrollarse al margen de la Evaluación ambiental y que pone en riesgo la actividad agrícola que se desarrolla en la zona.

David Ojeda Behrens, representante de la Comunidad de Agricultores de Quilapilún, además de informar que este 24 de enero interpusieron los dos recursos de resposición, aseguró que les «cuesta creer la rapidez del Servicio de Evaluación ambiental para pronunciarse respecto de consultas de pertinencia de alta complejidad técnica y de serio riesgo para el medio ambiente, la salud de las personas y la actividad agrícola».

El vocero agregó que están «conscientes de que esta batalla es larga, pero no descansaremos hasta que las máximas autoridades den por establecido que el proceso de transporte de estas aguas poseen los estándares medioambientales suficientes para proteger nuestra actividad agrícola, el medio ambiente y la salud de las personas».

En el mismo sentido el agricultor enfatizó que «es indignante, que durante todo este proceso el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), no haya considerado los impactos individuales y sinérgicos de estos proyectos y la vulnerabilidad de nuestra actividad, dada la actual sequía y el inmenso riesgo al que nos expone al autorizar un proyecto peligroso para toda la comunidad de Colina; y que no haya exigido a las empresas mineras estudiar el potencial impacto que podría provocar un derrame de estos residuos mineros, ni tampoco les haya solicitado considerar las medidas de mitigación o reparación en caso de una rotura de este ducto».

«No permitiremos que este sector se transforme en una ‘zona de sacrificio agrícola’ y de riesgo para la salud de nuestras familias. Utilizaremos todas las instancias administrativas y judiciales que la legislación nos permite para que esta operación comercial, que solo pretende el salvataje de una operación minera (Los Bronces) sea conocida y debidamente evaluada por la autoridad ambiental’, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *