Emanaciones por minuto de SO2 alertan urgente necesidad de endurecer la norma

Ante denuncias, el diputado Ibáñez (CS) pidió al ministerio cifras por minuto en Quintero y Puchuncaví, sectores que experimentan constantes alzas en sus mediciones. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 21 de enero de 2020.


Entre mayo y agosto del año pasado el diputado Diego Ibáñez (CS) recibió diversas denuncias por presuntos síntomas de intoxicación de personas en Quintero y Puchuncaví, motivo por el cual solicitó al Ministerio de Medio ambiente las mediciones por minutos -tramos de 10 minutos como lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS)-de las emisiones de dióxido de azufre (SO2) en las diferentes estaciones de monitoreo de ambas comunas.

La información que llegó en respuesta por parte del ministerio fue clave, al revelar que en las diferentes estaciones de monitoreo de Quintero y Puchuncaví existen días en que se supera lo establecido por la OMS con norma de 10 minutos, que permite una emisión máxima de 500 ug/m3 (microgramos por metro cúbico), exposición que – según el organismo internacional – considera un riesgo para la salud de las personas.

DATOS DEL MINISTERIO

Es más, en la información solicitada por oficio al Ministerio de Medio ambiente se concluye que: en la estación la Greda, de Puchuncaví, en julio del 2019, se detectaron dos aumentos de SO2 por sobre los 500 ug/m3 y, en agosto, hubo un alza en tres episodios.

Lo mismo, según los datos por estación de monitoreo, ocurrió en Los Maitenes, donde existen 19 alzas por sobre los 500 ug/m3 en mayo; ocho casos detectados en junio; trece superaciones según relación de la OMS en julio; y cuatro en agosto (todos del 4/08/2019). En Ventanas, en mayo y junio no se detectaron excedencias, pero en julio hubo cuatro casos, y en agosto un caso por sobre lo estimado por la OMS.

En Quintero, en tanto, la situación no difiere de los resultados de Puchuncaví. La estación de monitoreo sur de Quintero da cuenta que en mayo se registraron dos hechos, en junio no hubo registros y en julio los casos por sobre los 500 ug/m3 se alzaron a 9, cifra que disminuyó en agosto cuando fueron detectados 4 eventos.

La estación de Valle Alegre marcó la diferencia y no hubo registro, pero en la estación de Quintero sí. En mayo hubo 56 casos por sobre lo establecido por el organismo internacional; en junio se detectaron 50 casos; en julio 36 superaciones a la norma de la OMS y, en agosto, 10 alzas por sobre los 500 ug/m3.

El caso más complejo en Quintero, según los valores, se dio el día 29 de julio, en donde se detectaron ocho alzas, una por sobre los 2.997, 6 ug/m3. Ese mismo día, la Intendencia Regional decretó la primera emergencia ambiental por detectarse un peak horario de 1.411 ug/m3, entre las 8:00 y las 9:00 horas.

Mientras, en la estación del centro de Quintero se detectaron 20 excedencias en mayo, 3 junio, 10 en julio y 4 en agosto. En total, las ocho estaciones de monitoreo dieron como resultado 258 excedencias. Los datos observados fueron redactados en un informe por el equipo técnico del diputado Ibáñez y el ingeniero civil bioquímico, Christopher Gep, que concluyen que se debe agudizar la actual norma horaria de SO2 porque se permiten muchas excedencias de dióxido de azufre que podrían poner en riesgo la salud.

En el escrito, se agrega que «si bien parte importante de las excedencias ocurren durante la madrugada, resultan preocupantes aquellas que suceden durante el día, especialmente a primera hora de la mañana en las estaciones de Quintero y del Centro de Quintero, las cuales se encuentran cercanas a escuelas y liceos, en las que se han reportado estudiantes con síntomas como mareos y problemas respiratorios».

SOLICITUD A LA MINISTRA

Tras los antecedentes, el diputado Ibáñez solicitó a la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, diversas acciones. Verificar silos antecedentes entregados incidieron o no en casos de intoxicaciones, el endurecimiento de la norma de SO2 y la aceleración del cierre de las termoeléctricas a carbón.

«Hacemos el llamado a la autoridad a verificar si efectivamente existe una relación entre estas altas concentraciones de SO2 en periodos cortos con las denuncias de intoxicaciones que han seguido sucediendo después de los graves episodios vividos en 2018», aseveró el parlamentario.

Subrayó que se insta a que se «materialicen en acciones las disculpas que le ha pedido el Gobierno a quienes viven en zonas de sacrificio y que se dicten las normas de dióxido de azufre para concentración promedio de 10 minutos».

Ibáñez agregó que es necesario que el ministerio «patrocine nuestro proyecto para adelantar el cierre de las termoeléctricas a carbón y que el Estado publique toda la información sobre contaminación que tenga disponible, porque en este caso estos datos no se encuentran en línea junto al resto de las mediciones de las estaciones de monitoreo».

La vocera del Consejo Consultivo de Salud del Hospital de Quintero, María Araya, lamentó la situación y precisó que «cuando le dijimos a la seremi que la norma horaria de SO2 no nos iba a favorecer porque era por hora y no por minuto, que era lo necesitado, no nos escucharon y dijeron que se ajustaba a una norma europea. Por día, tenemos preemergencias y no se hace nada, seguimos tal cual, no hay avance. Incluso, la ministra no pudo responder en la interpelación sobre quiénes eran los responsables de las intoxicaciones».

Los comentarios están cerrados.