Inician proceso para que Ojo de Opache sea Santuario de la Naturaleza
By Cristóbal Moreno

Inician proceso para que Ojo de Opache sea Santuario de la Naturaleza

Municipio, el Ministerio de Medio ambiente e investigadores buscan dar protección legal y cultural a esa quebrada y todo su entorno de vida natural y prehistórica. Fuente: El Mercurio de Calama, 31 de enero de 2020.

De manera oficial autoridades locales y del Ministerio de Medio ambiente iniciaron el proceso para que el sector de Ojo de Opache se convierta en Santuario de la Naturaleza, condición que se espera lograr para salvaguardar la flora, fauna y biodiversidad que allí se cobija, y que sería la tercera que gozaría de ese sector tras la declaración de la Laguna de Tebenquiche y próximamente, la desembocadura del río Loa.

Ubicada a doce kilómetros al poniente del radio urbano de Calama, “el sector de Ojo de Opache es rico en biodiversidad, fauna y también como albergue natural de una serie de insectos, aves y proporciona protección a las formas de vida que se encuentran allí”, explicó Osvaldo Rojas, director del Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama, dependiente de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama.

El investigador agregó que “la quebrada no sólo alberga gran cantidad de especies y vida natural, es también el registro paleontológico muy importante en la comuna, y su investigación y sobre todo, el poder desarrollar ahí nuevas indagaciones, son muy alentadoras y nos podrían entregar información valiosa para poner en valor”, manifestó Rojas.

GESTIÓN

Sobre esta situación el alcalde de Calama, Daniel Agusto comentó que ya iniciaron una petición formal sobre ese sector ante el ministerio de Bienes Nacionales, “estamos efectuando esas gestiones desde lo municipal, pero en una alianza con investigadores de la universidad de Chile, con el Ministerio de Medio ambiente, a fin de que esa sea una zona protegida por lo relevante que es y como se ha ido develando gracias al trabajo de científicos y biólogos que han llegado al lugar en su misión por salvara la rana del Loa”, dijo el jefe comunal.

Al respecto el secretario regional ministerial de Medio Ambiente en la región, Rafael Castro, agregó que “desde el Ministerio del Medio ambiente estamos desarrollando un plan de conservación de la ranita del Loa que considera varios aspectos, entre ellos, poner bajo alguna figura de protección el sector de la Quebrada Ojo de Opache, que de concretarse, se trataría de la primera área protegida de Calama. Proteger el sector de la Quebrada de Ojo de Opache es muy importante en primer lugar, porque se trata de un sitio ambiental muy relevante para el Oasis de Calama; importancia que radica en que es uno de los pocos hábitats conocido para el pejerrey del Loa”.

La puesta en valor y las gestiones para salvar a la rana del Loa, especie endémica y única de este anfibio a nivel mundial, es otra de las variables que ayudó a que la quebrada de Ojo de Opache se transformara en un laboratorio natural no sólo para la conservación de esta especie, “sino porque es un punto único e inigualable de vida, hábitat que además cuenta con una lejanía que permite la supervivencia de varias especies de animales en el lugar”, agregó Osvaldo Rojas.

En este último sentido, el alcalde Daniel Agusto comentó que “estamos analizando el modelo de gestión de los que esperamos sea el santuario de la naturaleza en relación a Ojo de Opache. Queremos que no sólo se resguarde sino que además cuente con un sistema de administración y de cuidado que garantice su funcionamiento acorde a la vida natural que allí vive, y en esta tarea también tenemos un desafio enorme para que cuente con una administración que así lo garantice, y además’ degenerar un financiamiento para estas labores”.

PROTECCIÓN

Sobre la necesidad de contar con una figura legal para el resguardo de la quebrada de Ojo de Opache, el director del Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama, Osvaldo Rojas, comentó que “hay que considerar que Ojo de Opache reúne una serie de condiciones que son únicas e irrepetibles.

Estamos hablando de un lugar que alberga por ejemplo, aves altoandinas que anidan allí para reproducirse y lo hace en los ambientes necesarios antes de regresar a la precordillera.

Agregó que, “tenemos ahí la posibilidad de proteger ala rana del Loa de forma permanente yen un estado natural. Tenemos allí vestigios paleontológicos cuya data es de unos 11 mil millones de años, que han develado la presencia de animales marinos en el lugar”.

En esta definición, que busca lograr este esfuerzo conjunto entre investigadores y autoridades por resguardara Ojo de Opache, “es clave el factor de la rana del Loa. Allí hemos confirmado que existen todas las condiciones necesarias para poder protegerla en una condición natural. Además, ahí se han podido conservar especies de peces que creíamos extintas, y que analizado el lugar, sus características y el micro clima que allí prevalece, ideal para ello”, explicó el encargado de Recursos Naturales de la secretaría regional ministerial de Medio Ambiente, Roberto Villablanca, quien además coordina el trabajo de los científicos de la Universidad de Chile en el lugar.

ADMINISTRACIÓN

Una de las fórmulas que se analiza y que será planteada por el municipio al ministerio de Bienes Nacionales es “su administración, y así se podría agilizar un proceso como este, y que vaya en esa línea. Este debe ser el año en que avancemos en esta materia, que logremos dar protección a nuestros atractivos, pero en forma y fondo, relevar la importancia de Ojo de Opache, pero hacerlo en lo legal, en lo cultural y en lo natural, dándole la importancia y relevancia que tiene”, dijo Daniel Agusto.

“En lo pronto estamos analizando cómo abordar este gestión desde lo legal, lo que es fundamental para ir avanzando en esta materia. En paralelo, comenzaremos a socializar esta intención y sobre todo que vaya en el sentido de la protección de lo que es este escenario natural. Es una tarea que ya estamos visualizando y que tendrá un camino a recorrer”, agregó Osvaldo Rojas sobre estas gestiones que el municipio, investigadores y el Ministerio de Medio ambiente han comenzado a coordinar.

De momento, el sector y el ingreso está resguardado por Gendarmería, institución que posee allí un Centro de Estudio y Trabajo (CET) con internos que han podido acceder a un beneficio no carcelario. Entre sus funciones está el de restringir el paso a personas que no acudan sino con un fin de investigación y resguardo del entorno natural.

La conservación de esta quebrada es una apuesta que se asumió en coordinación entre el mundo científico, medio ambiental y a nivel municipal.

La experiencia comparada es muy optimista para quienes han iniciado esta campaña, sobre todo por el caso ya consagrado de la Laguna de Tebenquiche, y lo que será en el entorno de la desembocadura del río Loa. Este sería el tercer escenario natural que se busca cuente con resguardo de Santuario de la Naturaleza.

  • Sin comentarios
  • 31/01/2020