Dos consorcios liderados por las universidades de Chile y Santa María, postularon para desarrollar el Centro para la Electromovilidad

La iniciativa, que busca potenciar la electrificación del transporte para mitigar el cambio climático, será cofinanciada en un 80% por Corfo, con tope de hasta US$ 7 millones. Fuente: Diario Financiero, 27 de mayo de 2020.


Corfo recibió ayer las propuestas para conformar el Centro para la Electromovilidad en Chile, entidad público-privada que buscará acelerar los procesos de adopción de esta tecnología en Chile y contribuir a la meta de la carbono neutralidad al 2050. Lo anterior, por medio del confinanciamiento por parte de Corfo de hasta el 80% del costo total del programa, con tope de hasta US$ 7 millones, y una duración máxima de cinco años.

Dos postulaciones consorciadas fueron las recibidas por Corfo, una liderada por la Universidad Técnica Federico Santa María y otra por la Universidad de Chile. De acuerdo al cronograma planteado al inicio de la convocatoria, que partió en enero de este año, la adjudicación del centro será en julio de 2020.

La iniciativa, que es desarrollada junto al Ministerio de Energía y al de Transportes y Telecomunicaciones, será desarrollada con recursos provenientes del contrato de litio con Albemarle en el Salar de Atacama. Se espera que los desarrolladores se enfoquen en los problemas, requerimientos, y soluciones particulares para el desarrollo e implementación de la electromovilidad, y de esa manera también contribuir al incremento de la demanda nacional de desarrollos tecnológicos que utilizan cobre y litio.

«El sector transportes aporta con el 24% de las emisiones de nuestro país, por lo tanto, este Centro es prioritario para que Chile transite hacia un futuro sostenible. Ya no podemos pensar en el desarrollo si no es sostenible, y tanto del sector público como privado debemos trabajar juntos para avanzar en ese sentido, sobre todo ahora, donde se hace prioritario que recuperemos nuestra economía con una matriz productiva más resiliente y preocupada del entorno y la calidad de vida», señala Pablo Terrazas, vicepresidente ejecutivo de Corfo.

Los consorcios

Una de las propuestas es el Centro Nacional de Electromovilidad que tiene como receptor a la Universidad Técnica Federico Santa María y que tiene a otros 44 participantes como la Pontificia Universidad Catolica, la Universidad Andrés Bello y la Universidad Adolfo Ibáñez, además de centros de investigación como Fraunhofer Chile Research y empresas, como Engie y Enel.

El segundo participante es el Centro de Aceleración Sostenible de Electromovilidad de la Universidad De Chile y que cuenta con otros seis participantes: Agencia De Sostenibilidad Energetica; Centro Mario Molina; Universidad De Santiago; Universidad Tecnológica Metropolitana; Universidad Austral De Chile y Ernst & Young.

Los comentarios están cerrados.