Inauguran megaobra que permitiría asegurar agua potable por dos décadas en la Región de Valparaíso

Ministro de OO.PP. destacó que mejoras al embalse Los Aromos asegurarán el abastecimiento para más de un millón de personas en la región. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 19 de mayo de 2020.


Hasta el sector de Colmo llegó el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, junto al seremi de Obras Públicas, Raúl Fuhrei; y el gerente general de Esval, José Luis Murillo, para dar inicio oficial a las obras de la segunda fase del proyecto Los Aromos, trabajos que se materializan gracias a un convenio entre la cartera y la sanitaria, y que permitirán asegurar agua potable para el Gran Valparaíso y el Litoral Norte hasta el año 2040. La iniciativa, a la que Esval destinará en total $28.000 millones, pretende robustecer el suministro de agua potable para más de 1 millón de personas de la Región de Valparaíso, recogiendo agua del último tramo del río, que de otra forma llegaría al mar.

El ministro Moreno destacó que «si uno mira lo que sucede en las últimas décadas, cada vez tenemos menos agua, mayores temperaturas, y todos los pronósticos muestran que eso va a continuar hacia adelante, por lo tanto, tenemos que tornar las medidas». En tal sentido, explicó que «en la emergencia se está trabajando para poder tener para la próxima temporada los mayores volúmenes posibles en el embalse Los Aromos y apoyar de esa manera el consumo del Gran Valparaíso y el Litoral Norte».

ASEGURA ABASTECIMIENTO

Con respecto al mediano y largo plazo, destacó que el proyecto que vino a inaugurar «es crucial, por eso hemos trabajado en conjunto con Esval para hacerlo posible. Esta obra es la base para que la Región de Valparaíso asegure su abastecimiento hasta 2040. Es una obra que permite llevar el agua desde el embalse Los Aromos hasta la planta de Concón con mucho menos pérdidas. Hay $12 mil millones que se están invirtiendo en este tramo, más $5 mil millones que ya se invirtieron en el tramo anterior».

El año próximo, indicó el secretario de Estado, «vamos a tener un nuevo tramo, una nueva inversión que va a permitir hacer esto reversible y traer en el invierno agua desde Concón y ponerla en el embalse Los Aromos, y de esa manera entonces, ya permitir a partir del año 2021, que el abastecimiento de Valparaíso y de todos los sectores aledaños, particularmente hacia el norte, estén absolutamente garantizados por un periodo largo».

Por otra parte, resaltó que el proyecto «también va a beneficiar el agua potable rural. A través de las redes de Esval vamos a poder proveer hasta 100 litros por segundo a sistemas de APR (Agua Potable Rural) que están en los alrededores de la red de Esval entre Valparaíso y el Litoral Norte; y además de eso, Esval va a garantizar que podemos tener hasta 7 millones de metros cúbicos en el embalse Los Aromos, de manera tal de poder abastecer a todos los sistemas de APR que hay en la parte baja del Aconcagua».

El objetivo que se propuso el MOP en conjunto con Esval, precisó Moreno, es «que esta obra esté terminada a fines de año, y que el año 2021 sea reversible, y de esa forma la región tenga su abastecimiento completo». Murillo, en tanto, agregó que, junto con dar más seguridad al consumo humano, el proyecto permitirá también enfrentar episodios de alta turbiedad, que se han hecho más frecuentes como consecuencia del cambio climático.

«Este proyecto representa una de las inversiones sanitarias más grandes ejecutadas en la región y un importante desafío de ingeniería, pues será reversible: transportando agua tanto del embalse a la planta, como desde ahí al embalse. Esta segunda fase da continuidad a las obras que hemos concretado y que nos han permitido que, a pesar de la extrema sequía, a ningún hogar le falte agua», dijo.

El ejecutivo también agradeció a las juntas de Vigilancia del Río Aconcagua por su colaboración para recargar el embalse con miras a la próxima temporada, destacando además el compromiso y voluntad de las autoridades nacionales y regionales. «El trabajo conjunto con los usuarios de la cuenca y las autoridades es esencial para que enfrentemos este crítico escenario. Esperarnos llegar a agosto con 15 millones de metros cúbicos en Los Aromes», señaló.

DETALLES DEL PROYECTO

La primera fase del proyecto, en operación desde febrero de 2018, consideró una inversión de $6.000 millones para la instalación de una tubería de cuatro kilómetros, que conecta la planta de agua potable de Concón con el sector de Colmo. La segunda fase, que se inicia ahora, con más de 300 trabajadores, extenderá por otros 8 kilómetros esta tubería, para conectar directamente con el embalse. Esta etapa contempla una inversión de $ 12.000 millones y permitirá reducir las pérdidas en el sector del estero Limache.

En una tercera etapa, proyectada para el 2021 ($10.000 millones de inversión), se sumará una planta elevadora para permitir la reversibilidad entre la planta y el embalse.

Los comentarios están cerrados.