Iniciativas renovables impulsan con fuerza registro de proyectos de inversión

Estas se triplicaron al cierre de marzo y desde el Gobierno señalan que serían uno de los pilares para la recuperación pospandemia. Fuente: El Mercurio, 4 de mayo de 2020.


Una fuerte alza en el ingreso de proyectos de inversión al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) fue la que se registró el primer trimestre de este año, en comparación al mismo período del ejercicio anterior.

Se trata de 255 iniciativas, que en conjunto totalizan unos US$ 22.512 millones y que se comparan positivamente con los 159 que iniciaron su proceso ambiental en los primeros meses de 2019, con un equivalente de US$ 7.100 millones.

Al desagregar las cifras entregadas por el Gobierno, una de las principales razones para explicar esa explosiva alza radica en iniciativas energéticas, principalmente renovables que, en línea con el proceso de descarbonización que se encuentra en marcha, crecen cada día más.

De esta manera, la industria más que triplicó su presencia en el catastro del primer trimestre, pasando de 34 proyectos en 2019, a 108 al cierre de marzo, lo que también ha significado un impulso a las cifras de inversión, que solo en este grupo totalizan US$ 5.772 millones.

Para el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, este crecimiento se explica por las condiciones de recursos renovables que existen en Chile -principalmente eólico, solar, geotermia, entre otros-, los que tienen el potencial para abastecer más de 70 veces el consumo interno y que a la fecha ya representan más del 15% de la matriz energética.

‘Eso se suma a que en Chile existe una mirada de Estado respecto del sector energético, reglas claras y con mirada de largo plazo. Al mismo tiempo, nos confirma que los actores ven que los ajustes que hemos hecho en el último tiempo -el mecanismo de estabilización y la ley corta de distribución- son una respuesta contingente que sustenta la estabilidad de las inversiones en el largo plazo y el desarrollo de un sector que aporta en la generación de empleos y progreso para el país’, aseguró Jobet.

Desde el Ministerio del Medio ambiente también valoraron las cifras dadas y apuntaron al rol clave que juega el retiro de las centrales de generación a carbón, que dejarán de existir antes del 2040.

‘Hay que destacar el tremendo trabajo que está realizando el país para impulsar el plan de descarbonización y generar una transformación del desarrollo económico y social hacia un sistema sustentable y limpio, con el compromiso de la carbono neutralidad que hemos puesto en nuestra ley marco de cambio climático y las nuevas NDC que presentó Chile, por lo que estamos viendo con alegría que el sector privado está impulsando el ingreso de proyectos que permiten acelerar esa transformación’, sostuvo la ministra Carolina Schmidt.

Proyecciones al alza

Las perspectivas del Gobierno son que estas cifras sigan creciendo en los próximos meses, convirtiéndose en uno de los pilares de la recuperación económica pospandemia.

De hecho, solo considerando al cierre de abril, ya se superó el ingreso de proyectos energéticos medidos por inversión de 2019 y 2018, con un total de $7.373 millones de dólares, versus los US$ 6.917 millones y US$ 6.044 millones, respectivamente.

‘Vemos que Chile tiene condiciones privilegiadas para la instalación de proyectos de energía limpia, por lo que creemos que se van a incrementar y sobre todo creemos que dada la recuperación económica que hay que generar después de la pandemia, debe estar fundamentada en la transformación de Chile hacia la sustentabilidad y las energías limpias’, agregó la ministra Schmidt.

Es por esto que la autoridad también criticó con fuerza la moción parlamentaria que busca suspender los procesos de estudio del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental que ya fue aprobado por la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados.

‘Como gobierno, y para proteger la salud de los funcionarios y de la ciudadanía, suspendimos la tramitación de proyectos que tuviesen participación abierta; se trata de 37 de los 530 que están en el sistema. Sin embargo, este proyecto pretende paralizar completamente el SEIA, por lo que no lo apoyamos. Suspender la operación del SEIA no tiene ninguna razón más que retrasar la transformación de Chile hacia un país de energías limpias’, aseguró la ministra.

Los comentarios están cerrados.