Sernapesca denuncia en tribunales a más de 20 embarcaciones

El organismo fiscalizador cursó las primeras 38 citaciones a armadores y patrones de embarcaciones artesanales mayores, por infringir zona exclusiva para lanchas menores durante el primer periodo de captura de la temporada. Fuente: Aqua, 6 de mayo de 2020.


Desde que comenzó la temporada de pesca de sardina común y anchoveta, 330 lanchas artesanales han operado en la región del Biobío, capturando a la fecha más de 170 mil toneladas. Esta materia prima se vende a nueve empresas de la zona que elaboran harina y aceite de pescado.

No obstante, 2.200 toneladas capturadas corresponden a pesca ilegal, pues fueron extraídas sin respetar la normativa. “Se trata de 20 armadores artesanales de embarcaciones pelágicas mayores a 15 metros de eslora que, estando en conocimiento de la prohibición de operar en la primera milla de las bahías, realizaron maniobras de pesca durante la primera semana de operación desde el inicio de la temporada, es decir, entre el 31 de marzo y el 4 de abril”, detalló el director regional de Sernapesca Biobío, Claudio Báez.

Mediante su sistema de trazabilidad, Sernapesca realizó seguimiento a esa pesca desembarcada, llegando a determinar a las comercializadoras y plantas pesqueras de la zona que compraron la materia prima para proceso. “Hemos bloqueado las claves de esos abastecimientos de tal manera que quien tenga en su poder esa captura ilegal o el procesamiento de esa pesca, no podrá realizar ningún tipo de movimiento regular de comercialización”, enfatizó Báez.

La legislación vigente establece un resguardo especial en la primera milla de costa de bahías de la región y el golfo de Arauco, con el objetivo de resguardar el fondo marino y ecosistemas de peces de roca, ya que el arte de cerco para captura de sardina común y anchoveta, a baja profundidad, genera efecto de arrastre.

Monitoreo satelital

Mediante sistema computacional y satelital, los fiscalizadores de Sernapesca continúan realizando monitoreos de los tracks de navegación en las semanas siguientes de operación de la flota artesanal mayor a 15 metros (15 al 19 de abril).

“Fueron 180 naves mayores a las que se les hizo seguimiento de sus tracks de navegación, no detectando lances de pesca en la primera milla de las bahías en este segundo periodo”, destacó Báez.

Sernapesca anunció, además, que aumentó sus controles y certificaciones de desembarques pesqueros de manera presencial con los resguardos de bioseguridad establecidos por la institución, en el marco del plan retorno seguro por la contingencia sanitaria del covid 19 (coronavirus).

 

Los comentarios están cerrados.