Alcaldes de América lideran combate al Cambio Climático tras la pandemia

Las autoridades regionales presentan iniciativas que van desde un fondo para financiar proyectos de infraestructura verde hasta la meta de tener ciudades neutrales en carbono para 2050. Fuente: El Mercurio, 15 de junio de 2020.


La pandemia de covid-19 ha generado, por el confinamiento de millones de personas, una de las mayores caídas en las emisiones de CO{-2} que se tenga registro en la historia y los alcaldes del continente americano están decididos a no volver a cómo eran las ciudades antes de la crisis sanitaria y a liderar el combate al Cambio Climático en el mundo.

El próximo 26 de junio, la Coalición de Ciudades Capitales de las Américas frente al Cambio Climático (CC35) —una organización sin fines de lucro que busca reducir las emisiones locales de gases de efecto invernadero, aumentar la resiliencia de las ciudades de la región y liderar la agenda climática mundial— presentará el primer Fondo Climático Subnacional (FCS), dirigido a financiar proyectos de infraestructura verde de entre US$ 5 millones y US$ 75 millones en las urbes de la región y de otras partes del mundo.

La idea de CC35 —liderada por el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri— es que US$ 150 millones del fondo sean obtenidos por el Green Climate Fund, la iniciativa de la ONU para ayudar a países en desarrollo en prácticas de adaptación al Cambio Climático. Según CC35, si el Green Climate Fund por primera vez apoya un fondo orientado a las ciudades y no a las naciones, otras entidades, como los bancos multilaterales de desarrollo del Banco Mundial, estarán dispuestas a invertir en el FCS, hasta que este alcance un monto cercano a los US$ 750 millones.

‘Necesitamos de forma urgente una nueva arquitectura financiera que acelere la infraestructura verde para las ciudades y sus habitantes. Esto significa el enorme desafío de crear nuevos mecanismos capaces de movilizar e incrementar la cantidad de recursos suficientes para cumplir con el Acuerdo de París de 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030’, comentó a ‘El Mercurio’ Sebastián Navarro, secretario general de CC35, quien detalló que la organización ha trabajado en los últimos 18 meses en la iniciativa del fondo subnacional. ‘Las empresas que no entiendan que deberán ser parte de un mercado de carbono y de conciencia social, serán las grandes perdedoras’ a futuro, sostuvo Navarro.

Para complementar, la CC35 hizo un llamado a los ediles de Latinoamérica a participar de su iniciativa Alcaldes por el Clima, que tiene el objetivo de crear una estrategia para que las ciudades de la región sean neutrales en carbono para 2050. Hasta ahora están involucradas 274 alcaldías, incluidos decenas de gobiernos regionales chilenos, argentinos, bolivianos, peruanos, mexicanos y brasileños. La meta es que para 2025 más de 15.000 alcaldes estén comprometidos con la iniciativa.

Para poder cumplir con estos objetivos, los encargados ambientales de las alcaldías regionales se reunirán virtualmente en agosto, y se prevé que los ediles americanos participen en noviembre de una cumbre en Chile para intercambiar propuestas e iniciativas que apunten a combatir el Cambio Climático.

La ‘urgencia’

Guillermo Peñalosa, presidente de la fundación Ciudades 8-80 y quien ha asesorado a más de 350 urbes de todo el mundo, comentó a este diario que la acción coordinada de las autoridades locales ‘se ha hecho urgente para enfrentar los desafíos del futuro’.

El experto señaló que las ciudades son las responsables de más del 70% de las emisiones globales de CO{-2} y que en los próximos 40 años habrá alrededor de 7.000 millones de personas viviendo en urbes.

‘La mitad de las viviendas que vamos a tener para 2060 todavía no las hemos construido, por lo que hay que pensar desde ya en cómo hacer ciudades mejores. La pandemia de covid-19 nos hace repensar un futuro más sostenible en términos ambientales, con un mejor sistema de transporte y una mejor calidad de vida para los ciudadanos, y varias ciudades ya están pensando en ese sentido’, afirmó Peñalosa.

Esta semana, el municipio de Quito (Ecuador) destinó una partida de US$ 600.000 iniciales para la apertura de ‘ciclovías emergentes’ en el norte de la ciudad para agilizar el tránsito y evitar el contagio de covid-19 en el transporte público. Otras ciudades, como Medellín (Colombia), han desarrollado decenas de nuevos carriles exclusivos para micros y bicicletas para la ‘nueva normalidad’ tras la pandemia.

Navarro recordó que, según el cálculo de expertos en medio ambiente, el Día de Sobregiro de la Tierra (cuando el planeta agota todos sus recursos naturales designados para un año) será a fines de agosto, casi un mes después del de 2019. ‘Esto se debe al efecto de los cierres alrededor del mundo, pero no de una decisión política coordinada… Es hora de asumir que el virus más letal somos nosotros, los seres humanos’, planteó, agregando que el mundo ‘no puede regresar a los vicios anteriores’ y que, en ese sentido, los alcaldes ‘serán los verdaderos garantes del Acuerdo de París y de la transición del sistema económico y social del planeta’.

Los comentarios están cerrados.