Pese a reciente brote de coronavirus en mercado de Beijing, se recupera la demanda china y aumenta preocupación sanitaria

Mientras que los primeros cítricos chilenos arribarán en unos días, los precios de la carne de cerdo llevan tres meses de alzas y en junio se ha experimentado una recuperación de la demanda por vino. Eso sí, tanto entre productores de carnes como exportadores de fruta fresca se trabaja para hacer frente a mayores exigencias sanitarias de las autoridades y de los consumidores orientales. Fuente: Revista del Campo-El Mercurio, 22 de junio de 2020.


Nicolás Happke está a punto de tomar un avión. Responde la llamada por la aplicación WeChat en Shanghái. Es su primer viaje aéreo desde el estallido del coronavirus en China. Happke es gerente para Asia de la viña Viu Manent, vive en el país oriental y va a Guangzhou a sostener reuniones de negocios.

‘Se ve la luz al final del túnel. Se generó sobrestock de vino en China por el estallido del coronavirus. Ahora el mercado se está moviendo. En Shanghái la vida ya volvió a la normalidad, los bares y restaurantes están a full. Eso sí, los hoteles todavía están a menos del 50%’, explica Happke.

Tras un primer semestre para el olvido en China para la mayoría del agro chileno, la posibilidad de que la demanda repunte en ese país es seguida con atención. Para rubros como las carnes blancas, vinos y frutas, la potencia oriental representa el principal mercado.

Eso sí, tras el cierre del mercado mayorista de Beijing por un brote de coronavirus, hay conciencia de que una recuperación de las ventas no solo depende del desempeño de la economía, sino que también de la percepción pública y de las eventuales exigencias sanitarias de las autoridades.

Junio al alza

Guillermo García, gerente general de Coexca, una empresa productora de carne de cerdos, explica que cerrarán el primer semestre con 90% de sus cortes enviados fuera de Chile. Lo usual era que cerca del 70% del volumen se exportara. La explicación pasa por una insatisfecha demanda de China, afectada por una fuerte caída en su producción interna.

‘Llegamos a un peak de precios a partir de agosto del año pasado. Sin embargo, en marzo comenzaron a caer y en mayo llegamos al piso. El gobierno chino liberó carne de cerdo de sus reservas y Estados Unidos multiplicó por cuatro sus exportaciones. En todo caso, desde hace tres semanas los precios en China vienen levantando en los cortes, carcazas y cerdos vivos’, afirma García.

En el caso de los vinos, Juan Ignacio Zúñiga, gerente comercial de Viña Ventisquero, explica que si bien la demanda se deprimió, hay diferencias importantes por segmento de precios.

‘Las ventas de las cajas de vino de más de US$ 30 se han visto muy golpeadas. Sin embargo, las de menos de US$ 30 han enfrentado mejor los problemas del mercado. La gente comenzó a tomar vino en casa y con botellas más baratas’, afirma Zúñiga.

En tanto, Nicolai Samsing, director para Asia de Wines of Chile, explica que ‘si bien la situación del virus está bastante controlada y se podría que decir que gran parte del país está funcionando con casi un 90% de normalidad (salvo Beijing, dados los últimos casos reportados hace unos días), debemos entender que la clásica ocasión de consumo de vinos en China se da en banquetes, reuniones y celebraciones de empresas, los cuales estuvieron ausentes desde febrero hasta principios de mayo. En junio hemos visto una recuperación, principalmente por la normalidad que se percibe en las calles, la gente en restaurantes y bares y el aumento de vuelos domésticos, que reactivan la economía y la ocasión de consumo’.

En frutas, el impacto en la uva de mesa fue importante, con precios históricamente bajos. En los próximos días deben arribar los primeros cítricos.

‘Es un mercado al que llegaremos por primera vez. No hemos recibido noticias de dificultades. Como los cítricos son fuente de vitamina C, debería haber un interés por nuestros productos. En todo caso, Chile debería enviar entre 5% y 10% de su volumen esta temporada a China. Todavía es un mercado pequeño para nosotros’, afirma Juan Enrique Ortúzar, presidente del Comité de Cítricos.

Luis Schmidt, embajador de Chile en China, es optimista respecto a la demanda por alimentos en el segundo semestre.

‘La pandemia obviamente le hizo daño a la economía china. Sin embargo, lo que ha hecho el gobierno es recuperar el tiempo perdido. Eso ha producido un rebote económico espectacular durante abril, mayo y lo que lleva de junio. Lo que tienen que entender es que en Chile la cosa está muy seria y complicada, pero acá no. China está funcionando de manera normal, obviamente con algunos problemas. Los gremios que no pueden viajar a hacer sus actividades promocionales, deben tener en cuenta que están la embajada, el consulado. Nos pueden dar instrucciones de que podemos hacer. Estoy llano a cooperar’, afirma Schmidt.

Auditoría remota

El descubrimiento de casi un centenar de casos de coronavirus ligados al mercado mayorista de Beijing hizo sonar las alarmas en Chile. La prensa china asoció el brote a unos puestos en los que se vendía salmón noruego. La posibilidad de mayores exigencias sanitarias de las autoridades chinas es un tema que preocupa.

Guillermo García reconoce que se ha mencionado la posibilidad de que China establezca auditoría remota a las plantas faenadoras de carnes, para reforzar la seguridad.

‘A la fecha no hemos tenido restricciones y seguimos cargando. Para Chile eso puede ser bueno, pues el estándar de la industria es muy alto. El país tiene un amplio acceso a mercados, incluyendo los más exigentes. Por ejemplo, Alemania, que es una potencia, no puede exportar filetes de cerdo a Suecia, mientras que las empresas chilenas sí lo pueden hacer’.

Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores, explica que están en un monitoreo constante respecto de la situación del mercado chino.

‘Hasta el momento, no han existido cambios en las ya estrictas medidas sanitarias que se deben cumplir para ingresar al mercado de ese país, pero no se puede asegurar que esta situación no cambie en el futuro, por lo que hay que seguir muy de cerca los acontecimientos relacionados con el covid-19, no solo en China, sino que también en el resto de los mercados’, sentencia.

El dirigente agrega que el Comité de Inocuidad de la Asoex, junto con la Fundación para el Desarrollo Frutícola, elaboró el instructivo ‘Buenas prácticas para la prevención de coronavirus COV-2 en instalaciones frutícolas’, el cual fue complementado por el Minagri, Achipia y el SAG, destinado a prevenir la ocurrencia de algún evento de carácter sanitario, como un aporte para enfrentar esta enfermedad a nivel de centrales frutícolas.

En el manual de la Asoex se explica la enfermedad, las formas de contagio y sus síntomas. Además, entrega sugerencias para su prevención a nivel personal, pero también aborda la forma correcta de mantener la limpieza y sanitización de superficies de trabajo, materiales, utensilios y herramientas, además de oficinas y áreas comunes. De hecho, este miércoles la Asoex realizará un seminario por internet para dar a conocer estas estrategias. La inscripción es gratuita, pero requiere inscripción previa al correo simfruit@simfruit.cl.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: Destacado economía Pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *