Nuevos proyectos renovables añaden más de 3.100 MW al sistema este año

En lo que va de 2020, 61 iniciativas de este tipo empezaron sus pruebas o entraron en operación. Otras 39, actualmente en construcción, estarían funcionando antes de fin de año. Fuente: Diario Financiero, 21 de julio de 2020.


Ni la pandemia ha podido detener el avance de los proyectos de energías renovables en el país y el objetivo de descarbonizar la matriz eléctrica nacional para el año 2040. Según datos entregados por el Ministerio de Energía, al 30 de junio había 36 centrales de generación en fase de pruebas, con una potencia neta de 640MW, de las que el 54% corresponde a tecnología eólica y el 35%, a solar. Mini hidro, biogás-biomasa y gas natural completan las iniciativas. Pero no sólo eso. Desde el inicio de 2020, 61 proyectos renovables iniciaron operación comercial o fase de pruebas, totalizando 893MW que se suman al sistema, mientras que 39 de los proyectos que están en construcción -por 2.251MW- comenzarían a funcionar antes de fin de año.

‘La gran mayoría de los proyectos que se pondrán en servicio en los próximos meses es de carácter renovable. Esta batería de iniciativas es un paso más hacia la descarbonización y la carbono neutralidad, en la medida que todas ellas contribuyen a desplazar otras fuentes de generación térmica que hoy en día representan la mayor porción de la energía eléctrica generada en nuestro país’, destaca el subsecretario de Energía, Francisco López.

En total, según los antecedentes recabados por el Ministerio de Energía y provistos por la Comisión Nacional de Energía y la Corporación de Bienes de Capital, 71 centrales se encontraban en construcción en junio pasado, con una inversión de US$ 10.916 millones y un aporte de 5.970MW.

En cuanto a capacidad, el 91% de las centrales en construcción empleará energías renovables y el 76% corresponderá a Energías Renovables no Convencionales (ERNC), siendo las tecnologías solar y eólica las más relevantes. A nivel de inversión, las más significativas son la hidroeléctrica y la solar.

Entre esos proyectos destaca Cerro Dominador, ‘pues su capacidad de almacenamiento representa un cambio de paradigma fundamental para una mayor penetración de energía renovable variable como son la solar y eólica’, explica el subsecretario.

En paralelo, 33 proyectos de transmisión se encontraban en construcción en junio, con inversiones por US$ 796 millones y una longitud de líneas que alcanza los 708 kms. En términos de inversión, las obras lineales representan el 62%, mientras que las subestaciones concentran el 38% restante. Las más relevantes se encuentran en las regiones de Los Lagos y Metropolitana-O´Higgins.

‘A pesar de las dificultades que está viviendo Chile y el mundo en los últimos meses, el interés de las empresas por hacerse parte de esta transición energética no ha disminuido’, comenta López. Coincide el director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), Carlos Finat: ‘El sector de energía ha dado continuidad a los puestos de trabajo relacionados a la operación, mantenimiento y construcción de las plantas renovables’.

Desafíos

Para Camilo Rice, CEO de Auraer, el desarrollo de proyectos de energía renovable es clave para ‘asegurar la disponibilidad y la resiliencia de la distribución energética, con los sistemas fotovoltaicos y otros de energías renovables con guarda en baterías y otros proyectos con vectores energéticos, como los proyectos Power to X’. Estas tecnologías, explica, permiten transformar la electricidad en hidrógeno verde u otros hidrocarburos, descentralizando y asegurando la generación y la disposición de la energía para el consumo.

A juicio de Juan Francisco Richards, gerente de Nuevos Negocios de Gasco GLP, pese al avance del mercado de generación de ERNC distribuida y al ajuste de los modelos de negocios, hay retos en el segmento de proyectos en prosumidores (productores-consumidores), y la generación a gran escala enfrenta problemas ‘de congestión de redes y un quiebre de señal de eficiencia entre generación y consumo’.

Richards advierte que, si los proyectos no se integran ‘con inteligencia y coordinación’, pueden afectar la ‘estabilidad financiera de la industria y el acceso final del consumidor a una fuente renovable, competitiva y de calidad’, o incluso las metas de carbono neutralidad. Por eso, dice, es importante ajustar los modelos regulatorios y de mercado a la potencialidad de las nuevas tecnologías, poniendo al consumidor en el centro.

Proyectos a futuro

Con todo, hay expectación en el sector por lo que ocurrirá en los próximos años. Sólo en el mes de junio, 22 proyectos de energía ingresaron al Sistema de evaluación de impacto ambiental (SEIA): 21 centrales de generación, por US$ 891 millones y capacidad de 933W, y una obra de transmisión, por US$ 12 millones.

En total, proyectos de generación renovables por cerca de 12.000MW se encuentran en el SEIA, y desde el Ministerio de Energía estiman que en 2021 entrarían en operación 36 iniciativas, con capacidad de 4.081MW e inversiones por US$ 8.122 millones.

Mientras, en la cartera trabajan por perfeccionar el marco normativo para viabilizar el ‘aprovechamiento de nuestros recursos energéticos propios, de la mano de inversionistas nacionales y extranjeros’, dice López. Otro desafío es avanzar ‘de manera acelerada’ en las obras de transmisión necesarias para transportar el alto potencial de energía renovable.

‘Hay mucho interés en todo lo que son proyectos de transmisión, con una participación bastante importante tanto de empresas constructoras como de nuevos inversionistas’, precisa Juan Carlos Olmedo, presidente del Coordinador Eléctrico Nacional.

Para el subsecretario, todo esto evidencia la solidez y confianza del sector energético nacional, e incluso más: no descarta un eventual adelanto del Plan de Descarbonización llevado adelante por el Ministerio de Energía.

Los comentarios están cerrados.