Justicia ordena hacer pública la información de biomasa de todas las empresas salmoneras

Organización Oceana presentó recurso de amparo ante Corte de Apelaciones de Santiago, por negativa de Sernapesca, lo que avaló el Consejo para la Transparencia. Fuente: El Llanquihue, 24 de octubre de 2020.


La Corte de Apelaciones de Santiago ordenó la entrega de información sobre biomasa de la industria salmonera registrada entre 2015 y 2017, al establecer que los datos solicitados por la organización de conservación marina Oceana, son de carácter público y que su entrega no afecta las actividades comerciales de las empresas que se opusieron a su publicidad.

La sentencia unánime de la quinta sala del tribunal de alzada capitalino, que integraron los ministros Javier Moya, Alejandro Rivera y Mireya López, modifica un pronunciamiento del 2 de agosto de 2018 del Consejo para la Transparencia, mediante el que acordó acoger parcialmente un reclamo de ilegalidad presentado por Oceana contra el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

En su pronunciamiento, el Consejo ordenó a Sernapesca hacer entrega de la cantidad y clase de antibióticos utilizados durante los años 2015, 2016 y 2017, desagregado por empresa y centro de cultivo; así como la biomasa producida durante esos mismos años, pero sólo por parte de aquellas compañías «que han accedido a publicar el dato referido a «Cosecha peso vivo (ton)» concerniente a los años en que tales empresas han consentido en publicar», estableció.

Mediante un oficio del 27 de febrero de 2018, Sernapesca había negado parcialmente a Oceana liberar la información de las salmoneras que se habían opuesto a entregar los datos de cantidad y clase de antibióticos utilizados y la biomasa producida durante esos años.

Para ello, Sernapesca apeló a la causal de secreto o reserva, contemplada en el artículo 21 N° 2 de la Ley de Transparencia.

Ante ello, la ONG recurrió de amparo ante la Corte de Apelaciones, argumentando que los datos requeridos forman parte de la información pública.

En su dictamen, la Corte de Apelaciones acoge la reclamación de Oceana y dispone que ese requerimiento sea cumplido por todas las empresas involucradas, sin distinción, «lo que deberán cumplir en los términos en que la misma sentencia reclamada lo señala».

En parte de su argumentación, los magistrados definen que conocer la información de la biomasa «no refleja cuál es la estructura de costos de las empresas, y menos su proyección, siendo que la información que ha sido solicitada se limita al monto total por año de biomasa producida, lo que de ninguna manera revela procesos de producción, técnicas y estrategias, ni condiciones económicas de las compañías».

DEBE SER PÚBLICA

Consultada respecto al fallo de la Corte santiaguina, Javiera Calisto, directora de la Campaña de Contaminación Marina de Oceana, dijo que -al igual que sentencias anteriores de ese tribunal- «acoge las demandas presentadas por Oceana».

Precisó que ese pronunciamiento «establece que la información sobre el uso de antibióticos y la biomasa en que estos son aplicados en la salmonicultura, debe ser información de carácter público».

Calisto también hizo mención a un proyecto de ley que se discute en la Comisión de Pesca del Senado, mediante el que se pretende que este tipo de información «esté a permanente disposición del público», mediante una publicación mensual, con carácter obligatoria para esas compañías.

La misma sala de la Corte de Apelaciones de Santiago se encargó de tramitar y rechazar en forma unánime sendos reclamos de ilegalidad presentados por la empresa Productos de Mar Ventisqueros y por la entonces llamada Marine Harvest Chile (hoy Mowi), al reiterar que la información sobre uso de antibióticos es de interés público y que debe primar por sobre los derechos económicos de las reclamantes.

El Llanquihue se comunicó ayer con SalmonChile para tener su opinión del veredicto, sin embargo, declinaron participar de esta nota.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: biomasa Destacado salmoneras

Los comentarios están cerrados.