Primera planta de hidrógeno verde en Chile recibe apoyo financiero del gobierno alemán

En tanto, a nivel internacional, Enel junto a la compañía Eni, están estudiando conjuntando dos proyectos piloto destinados a suministrar este combustible. Fuente: 2 de diciembre de 2020.


Un nuevo paso dio la que se transformaría en la primera planta piloto de hidrógeno verde en Chile. HIF (Highly Innovative Fuels), compañía impulsada por AME y que sumó a Enel, Enap, Siemens y Porsche, anunció este miércoles el apoyo financiero del gobierno alemán por poco más de 8 millones de euros, a través de Siemens Energy.

Según comunicó la compañía, el proyecto, que contempla una inversión inicial de US$ 38 millones, utilizará energía renovable y dióxido de carbono capturado de la atmósfera para producir 350 toneladas de metanol por año y 130 mil litros de eCombustible a partir de 2022. En etapas comerciales posteriores, previstas para 2024 y 2026, la capacidad se incrementará a unos 55 millones de litros por año y 550 millones de litros de eCombustibles por año, respectivamente.

«Creemos firmemente que este proyecto ayudará a cambiar el mundo al proporcionar una solución real para combatir el cambio climático en el corto plazo. Con los vientos que soplan en la Región de Magallanes, combinados con tecnologías de punta, HIF es un avance para descarbonizar el transporte, permitiendo mover los vehículos de hoy con un combustible nuevo y limpio y dando a Chile la oportunidad de exportar su energía al mundo», destacó presidente de AME, César Norton.

«Para esta iniciativa, hemos reunido a socios y proveedores de primer nivel de todo el mundo que contribuirán con su experiencia», agregó.

En el escrito, HIF dio detalles del rol de cada uno de los integrantes de su equipo. Según explicaron, Porsche dio un impulso decisivo al proyecto al aportar sus conocimientos de investigación para el desarrollo del piloto. El productor alemán de autos deportivos comprará todos los eCombustibles producidos por HIF.

El director ejecutivo de la compañía, Oliver Blume, indicó que en Porsche creen que los eCombustibles amistosos con el medio ambiente tienen el potencial de ser un elemento importante de la movilidad carbono neutral. «Para nuestros clientes, los combustibles verdes son una oportunidad para conducir de forma sostenible un Porsche con motor de combustión», afirmó.

«El 70% de los autos Porsche construidos todavía están en las calles. Y durante muchos años habrá vehículos con motores de combustión convencionales», añadió.

Mientras, el vicepresidente ejecutivo de New Energy Business en Siemens Energy, Armin Schnettler, comentó que «este proyecto pionero de alcance internacional hará una importante contribución a la descarbonización del sector transporte y para alcanzar las metas climáticas en la Unión Europea y Alemania».

Como co-desarrollador de la iniciativa, Siemens Energy concretará la integración de la energía eólica con la producción de eCombustibles, haciendo que el potencial energético de la Región de Magallanes esté disponible para la economía del hidrógeno en una etapa temprana.

Enel Green Power, uno de los mayores productores de energía renovable de América Latina, participará como socio en la parte de generación de energía eólica y producción de hidrógeno. «El hidrógeno verde puede jugar un papel estratégico en la transición energética al apoyar la descarbonización de sectores difíciles de abatir. Magallanes es un lugar perfecto para implementar esta tecnología por sus condiciones de viento únicas que permiten tener un costo competitivo a nivel mundial», sostuvo el gerente general de Enel Green Power Chile, James Lee Stancampiano.

El CEO de Enap, Andrés Roccatagliata, señaló que «la compañía participará en este estratégico proyecto en las áreas de logística y mantenimiento, gracias a la importante infraestructura y equipo de profesionales y trabajadores que tenemos en Magallanes».

Roccatagliata agregó que la estatal posee una fuerte presencia en Magallanes y décadas de experiencia a nivel mundial en la producción y procesamiento de hidrocarburos. Esto, unido a las condiciones inigualables que Chile posee en la producción de energías renovables, «sin duda harán del país un actor importantísimo en la producción de los combustibles del futuro». «Además, tenemos el convencimiento que con la participación de Enap aceleraremos los tiempos de ejecución de este importante proyecto», aseguró.

HIF precisó que se basará en la experiencia de proveedores de tecnología de punta y proveedores de todo el mundo. Según dijo, Global Thermostat suministrará el equipo para la extracción de dióxido de carbono directamente del aire, a través de su tecnología especializada de «captura directa de aire». El proceso de producción de metanol se basará en un diseño de Johnson Matthey, y se convertirá en gasolina utilizando tecnología con licencia de ExxonMobil.

En tanto, los servicios de ingeniería y construcción para la planta de metanol a eCombustibles serán proporcionados por la empresa china Sinopec Engineering (Group) Ltd. El principal banco chileno, BCI, dispondrá de una línea de financiamiento con respecto al IVA.

Sobre el anuncio del gobierno alemán, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, aseguró que «Chile se sigue posicionando en el mundo como un competidor excepcional para la producción y exportación de hidrógeno verde». A su juicio, la decisión del gobierno alemán de invertir en Chile para el desarrollo de un proyecto de hidrógeno verde «ratifica lo que nuestra estrategia nacional de hidrógeno verde establece: somos el país con mejores capacidades para ser el productor más barato del mundo al 2030».

Además, como gobierno, dijo que seguirán trabajando para potenciar las inversiones nacionales e internacionales en este tema y así construir nuevos polos de progreso en distintas regiones de Chile, incluyendo Magallanes. «Estos permitirán generar empleos, nuevas capacidades técnicas para los chilenos y pueden transformar nuestra identidad productiva al reducir la huella de carbono, dando mayor competitividad a nuestras principales exportaciones y permitiendo que nuestra economía se diversifique y sea más robusta», enfatizó.

La apuesta internacional de Enel

A nivel internacional, Enel y Eni -empresa energética que opera en 66 países de todo el mundo- informaron hoy que están trabajando en colaboración para desarrollar proyectos de hidrógeno verde. De acuerdo a un comunicado de la italiana, los dos socios prevén producir hidrógeno verde mediante electrolizadores alimentados por energía renovable. Los electrolizadores estarán ubicados cerca de dos de las refinerías de Eni, donde el hidrógeno verde parece ser la mejor opción de descarbonización.

Cada uno de los dos proyectos piloto contará con un electrolizador de alrededor de 10 MW y se espera que comiencen a generar hidrógeno verde en 2022-2023.

«Estamos interesados en explorar con Eni el prometedor sector del hidrógeno verde. Juntos, hemos localizado un par de sitios donde podemos iniciar los primeros proyectos. Nuestro sistema general funcionará como un circuito cerrado en el que el electrolizador alimentado por energía renovable y la refinería se encontrarán en el mismo lugar, evitando así la construcción de una compleja infraestructura de transporte para el traslado del hidrógeno», puntualizó el CEO y director general del grupo Enel, Francesco Starace.

Y agregó: «Esperamos ver cómo el hidrógeno verde abastece los procesos de refinería y biorrefinería de Eni, y estamos trabajando con miras a contar con el primer sistema operativo antes de que finalice nuestro actual plan de tres años».

En tanto, el CEO de Eni, Claudio Descalzi, comentó: «Esta asociación en materia de hidrógeno verde forma parte de la estrategia de transición energética global de Eni. Nuestro objetivo es acelerar la reducción de nuestra huella de carbono poniendo en práctica la mejor solución de bajo carbono disponible, ya sea verde o azul, para reducir nuestras emisiones directas, así como optar por los bioproductos a la hora de abastecer a nuestros clientes».

En el segmento del hidrógeno verde, el grupo Enel también está llevando a cabo proyectos en España, Chile y Estados Unidos. En caso de que se confirmen las mejoras económicas esperadas de la industria del hidrógeno verde, el grupo tiene previsto aumentar su capacidad de producción de hidrógeno verde a más de 2 GW en 2030.

En este negocio, Eni también está estudiando otros proyectos en Italia y en el Reino Unido.

Este pacto, precisó Enel, puede ser objeto de acuerdos vinculantes posteriores que las partes definirán de conformidad con la legislación aplicable, incluida la relativa a las transacciones entre partes relacionadas.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: Destacado Hidrógeno verde

Los comentarios están cerrados.