Producción de salmones crece en Magallanes bordeando las 160 mil toneladas

Este volumen se explica por las mayores siembras del período 2018-2019 y el más alto peso por pez debido a la postergación de cosechas a causa de la actual pandemia. Fuente: Salmonexpert, 28 de diciembre de 2020.


Uno de los motores de la economía de la región de Magallanes que mantuvo su ritmo de actividad fue la industria acuícola, cuyo sector tampoco estuvo ajeno a los embates provocados por la propagación del covid-19, lo que obligó a adoptar una serie de protocolos sanitarios para garantizar el cuidado de los trabajadores en cada uno de los centros de cultivo y plantas de proceso.

Carlos Odebret, presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, al proyectar cómo cerrarán la producción de este año, dice al medio digital La Prensa Austral: “Las cosechas deberían bordear las 160 mil toneladas producto de las mayores siembras del período 2018-2019 y el mayor peso por pez debido a la postergación de cosechas producto de la pandemia, es decir, un poco más de un 40% respecto al año 2019. Esto ha permitido mantener los empleos y en algunos casos aumentarlos para dar cuidado a los peces, siempre implementando estrictos protocolos sanitarios”.

Respecto a cuánto ha influido la pandemia en la producción de los salmones, el ejecutivo recuerda que cuando se sembraron los salmones no había luces de que se cerrarían restaurantes y hoteles en el mundo y que este canal de ventas se deprimiría tanto gran parte del 2020. “Esto provocó una caída de hasta un 25% en el precio, lo que se traducirá en resultados negativos para todas las empresas del rubro este año. Sin embargo, con la vacuna funcionando, las expectativas para el año 2021 son positivas”.

Reforzamiento de protocolos sanitarios

Consultado de cuánto han debido reforzar los protocolos sanitarios las empresas que a pesar de la pandemia no han bajado los niveles productivos, Odebret precisa que todo esto es gracias a más de 5.000 trabajadoras y trabajadores, operarios de centros y plantas, tripulantes, buzos, administrativos, superiores, técnicos, jefes, laboratoristas, profesionales expertos y muchos más, que han debido adaptarse a esta nueva realidad con cambios en los turnos de trabajo, test PCR que se realizan cada vez que ingresan a centros de cultivo, decenas de procedimientos sanitarios y traslados que se hacen interminables.

“Todos ellos han logrado mantener la actividad funcionando en circunstancias personales y familiares muy difíciles. Aprovecho de agradecerles infinitamente a los salmonicultores de Magallanes todo su esfuerzo y compromiso”, destaca el dirigente gremial.

Hace unas semanas, se realizó el primer embarque aéreo en Puerto Natales de productos de exportación a través de la compañía SKY Airline y Odebret espera que sea uno de los cientos de vuelos que salen de la ciudad capital de Última Esperanza o Punta Arenas para ocupar las mesas del mundo con salmón fresco de la región de Magallanes.

El ejecutivo comenta, además, que “creo que hay que fortalecer toda la logística, tanto la interna como de exportación. La región tiene evidentes ventajas comparativas y puede transformarse en una región muy competitiva para la exportación de alimentos saludables y sostenibles si mejoramos la logística que aún nos mantiene lejos de los principales mercados”.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: magallanes salmoneras salmones

Los comentarios están cerrados.