SMA ordenó medidas de protección por muerte de chinchillas relocalizadas por Proyecto Minero en Atacama

Dos chinchillas muertas y otra herida ha dejo hasta el momento el plan de relocalización de una colonia de 25 ejemplares asociado el desarrollo del proyecto de oro y plata Salares Norte, propiedad de la minera sudafricana Gold Fields. La especie se encuentra en peligro crítico de extinción. Fuente: El Desconcierto, 30 de noviembre de 2020.


En diciembre de 2018 el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) aprobó el desarrollo del proyecto de oro y plata Salares Norte, propiedad de la minera sudafricana Gold Fields, ubicado en la región de Atacama y cuyo desarrollo implica la relocalización de una colonia de 25 chinchillas las cuales están siendo trasladadas a una zona ubicada a 5 km del yacimiento minero.

Sin embargo, el pasado 27 de noviembre, la Superentendía del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas urgentes y transitorias al proyecto debido a que “se ha constatado un daño inminente al medio ambiente, por un posible incumplimiento grave de la empresa titular en la ejecución de la medida de rescate y relocalización de ejemplares de la especie Chinchilla durante la fase de construcción de dicho proyecto”.

De acuerdo a lo informado por el Diario Constitucional, tras las medidas establecidas por la SMA, la minera deberá detener las actividades de rescate y relocalización de chinchilla en los 9 roqueríos que serán impactados por la obras, partes y acciones del proyecto. Esto deberá mantenerse durante el periodo en que se realiza el correspondiente análisis de la causa que está ocasionando un detrimento a los ejemplares relocalizados, ya que se constató la muerte de dos chinchillas (la primera, notificada el 13 de noviembre en el Sistema de Incidentes de la SMA, y la segunda notificada el 16 de noviembre) y la fractura en la pata de uno de los ejemplares (reportada el 29 de octubre de 2020 en el Sistema de Incidentes de la SMA).

En particular, a raíz del primer reporte de una chinchilla con una fractura en su rescate, la Oficina Regional de Atacama coordinó una fiscalización en terreno junto al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), realizada el 5 de noviembre pasado, donde se inspeccionaron los lugares de relocalización de las chinchillas y su estado. Posteriormente, la empresa reportó la muerte de dos animales.

Las medidas ordenadas consisten en la detención de actividades de rescate y de relocalización, que se mantendrán durante el periodo en que se realiza el correspondiente análisis de la causa que está ocasionando un detrimento a los ejemplares relocalizados, ya que identificar la causa es imprescindible para la adopción de las correspondientes medidas de corrección.

Además, se establecen medidas que permitan evaluar el trabajo de relocalización efectuado hasta ahora, y algunas que aseguren la mantención de las especies trasladadas.

Cabe señalar que, la chinchilla cordillerana es un pequeño mamífero que actualmente se encuentra en peligro crítico de extinción debido que durante décadas fue cazada para fabricar abrigos con su pelaje.

De acuerdo a datos del Ministerio de Medio Ambiente, actualmente en Chile, la especie se encontraría distribuida solamente en la zona andina de la Región de Antofagasta y Atacama, por lo que la preservación de su hábitat es de vital importancia para su conservación.

Los comentarios están cerrados.