Diversas reacciones genera el proyecto de ley que prohíbe el arrastre de la merluza

Entre sus antecedentes, la moción destaca que “la pesca de arrastre es una de las formas más dañinas, ya que no es un método selectivo”. Fuente: Aqua, 7 de enero de 2021.


Durante la tarde de este miércoles 6 de enero, y por 7 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención, la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó, en general, el proyecto, iniciado en mociones refundidas, que modifica la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura (LGPA), para prohibir la práctica de pesca de arrastre de la merluza común (boletines 13019 y 12937), participando de la instancia el aún subsecretario del ramo, Román Zelaya.

El texto refundido establece un mecanismo regulatorio para promover la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos y cumplir el mandato precautorio de la LGPA. Dicho mecanismo consiste en la prohibición del empleo de artes de pesca denominados como “arrastre”, ya sea de fondo o media agua, tanto para el sector industrial o artesanal, respecto del recurso.

A su vez, estipula que “la especie Merluccius gayi gayi o merluza común solo podrá ser extraída utilizando espinel y/o red de enmalle, quedando prohibido cualquier otro tipo de arte y/o aparejo de pesca”.

Además, detalla que los armadores que infrinjan el presente artículo serán sancionados con una multa de 500 unidades tributarias mensuales ($25,5 millones al valor de diciembre de 2020) y el comiso de las especies hidrobiológicas y/o de los productos derivados de estas.

Entre sus antecedentes, destaca que la “pesca de arrastre es una de las formas más dañinas, ya que no es un método selectivo”. En este sentido, añade, las redes de arrastre no discriminan, produciendo un efecto sobre la diversidad del ecosistema marino y remueve diversas especies en grandes proporciones, incluso especies que podrían estar bajo peligro de extinción.

Pescadores

Frente al tema, el presidente del Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero A.G. (Condepp), Hernán Cortes, fue enfático en sostener que las y los pescadores artesanales “están por preservar todas las especies de nuestro mar”. A lo que añadió: “Somos los primeros responsables de sustento ambiental, por esto nos oponemos tenazmente a que se continúen depredando las especies de todo tipo de pesquerías”.

Por su parte, Hernán Machuca, vocero de la entidad, refrendó las palabras al expresar que “la captura de arrastre es un arte de pesca terrible y atentatorio para todos los recursos. Hoy se habla de la merluza, pero los daños a miles de especies son incalculables”, enfatizó.

Mujeres y hombres de mar califican esta técnica de pesca como atentatoria para la preservación, tanto que está prohibida en muchos países.

“El barrer con redes el fondo marino para la captura de algunas pocas especies es un acto que raya con lo demencial”, manifestó el presidente de Condepp, para quien este proyecto de ley que está siendo tramitado en el Congreso “significó un nuevo traspié para el Gobierno. Sin ir más lejos, hasta último momento el ministro (de Economía, Fomento y Turismo) Lucas Palacios, acompañado del saliente subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, intentaron postergar la votación, cosa que no fue aceptada por los integrantes de la Comisión de Pesca”.

Diputados

Tras la aprobación de la idea de legislar de la norma que establece el mecanismo regulatorio, el diputado Jaime Tohá (PS) propuso “presentar una indicación que busque una fórmula, a través del congelamiento de las huellas de arrastre, que permita precaver el daño ambiental, sin cesar la actividad pesquera”.

Por su parte, el diputado Gastón Saavedra (PS) argumentó que “no tiene dudas de lo que significa este arte de pesca, pero es malo para todas las especias que están en nuestro mar. No es solo malo para la merluza, por lo tanto debiera suspenderse el uso de este arte de pesca para todas las extracciones que se realizan en el mar chileno”.

Por otro lado, el diputado Francisco Undurraga (Evópoli) reconoció que “es importante cuidar el recurso y la ecología”, pero también -agregó- “se tiene que pensar en aquellas familias que perderán su fuente laboral”.

En la misma línea, el diputado Leónidas Romero (RN) comentó que las y los “trabajadoras de la industria pesquera están muy preocupados, porque van a quedar cesantes”.

Finalmente, el diputado Jorge Brito (RD) subrayó que “acá se trata de cómo somos capaces de ponernos de acuerdo para impulsar una política pública que fortalezca este proyecto”.

La Comisión, en tanto, acordó un plazo de dos semanas para presentar indicaciones al proyecto.

Los comentarios están cerrados.