Escasez de insumos y astilleros lleva a prórroga de normativa a wellboats

Sernapesca prorrogó la normativa que exige a los wellboat sistemas de registro automático e inviolable del cierre de compuertas, para control de algas nocivas que afectan a los salmones. Fuente: Salmonexpert, 11 de marzo de 2021.


A través de una resolución exenta, Sernapesca admitió que la pandemia por covid-19 ha ocasionado restricciones “en el normal funcionamiento de los servicios técnicos de las embarcaciones tipo wellboats y a su vez, la cadena logística ha presentado retrasos y ausencia de stock de repuestos importados para cumplir con algunas de las exigencias establecidas en el programa de Vigilancia Detección y Control de Alexandrium Catenella”.

Por lo mismo, la Autoridad decidió realizar modificaciones en su programa. En la parte final de su numeral 4 donde establece “Prorrógase en seis meses adicionales, contados desde la fecha de publicación del presente acto administrativo, la obligación contenida en las “Disposiciones Transitorias” de la resolución exenta N° 6004 de 2019, que modifica el Programa de Vigilancia, Detección y Control de Alexandrium catenella, en el marco del D. S. N° 345, en donde se estableció el plazo de un año para que las embarcaciones que transportan peces vivos cuenten con sistemas de inactivación para A. catenella.”, se incorpora el siguiente párrafo : “De igual forma, la prórroga establecida en el párrafo anterior será aplicable a la implementación de los sistemas de registro automático e inviolable del cierre de compuertas de las embarcaciones antes señaladas”.

Registro y revisión

¿Qué significa el cambio? El gerente general de Armasur, Manuel Bagnara, explicó a Salmonexpert que la entidad fiscalizadora busca llevar un registro de cuándo se cierran y se abren compuertas en los wellboat, lo que se logra con la aplicación de sensores de registro. En otras palabras, aunque en la industria naviera se aplica, se pretende contar con una confirmación técnica de que el barco, al atravesar zonas de algas nocivas, no trasladó por ejemplo Alexandrium Catenella.

El problema actual, según Bagnara, es que la revisión técnica de los wellboat es cada dos años y medio, y para varias naves, es compleja hoy la puesta en práctica de la normativa Sernapesca, por una escasez de astilleros -no todas estas instalaciones trabajan con embarcaciones sobre 700 TRG-, y por las restricciones de la pandemia en curso, siendo un problema logístico. “No es que nosotros no queramos cumplir con las exigencias, sino que a la fecha es imposible de concretar, por eso es que nos alegra la prórroga”.

Por su parte, el gerente general de Patagonia Wellboat, Mauricio Labra, señaló a Salmonexpert que “celebramos la prórroga, pues existen sólidos fundamentos que explican el hecho de que existe un porcentaje de la flota de naves que prestan servicios a la acuicultura que aún no tienen sistemas de acreditación, lo anterior por una gran dificultad en la adquisición de equipamiento necesario y aumento en los plazos de entrega”.

“Es importante destacar que esta prórroga no significa un riesgo ambiental mayor toda vez que con el protocolo de trabajo actual se certifica el 100 % de las naves con muestreos en cada recalada”, dejó en claro Labra.

Asimismo, el gerente general de Patagonia Wellboat detalló que esta prórroga de Sernapesca “es para el registro automático de compuertas. Los sistemas de inactivación deben acreditarse para cada nave y requieren presencia importante de A. Catenella en el medio para hacer las pruebas de campo. Es requisito que la nave cumpla con el registro automático para acceder a su acreditación como nave con sistemas de inactivación del alga nociva”.

Los comentarios están cerrados.