Aprueban legislar para proteger las turberas

Foto: The Pew Charitable Trusts / Nicolás Piwonka.

El proyecto, aprobado previamente por el Senado, busca proteger este tipo de humedales que acumulan grandes cantidades de dióxido de carbono, pero que al ser extraídos emiten gas metano que es uno de los acelerantes del calentamiento global. Fuente: Cámara de Diputados, 17 de junio de 2021.


La Comisión de Medio Ambiente aprobó por unanimidad la idea de legislar del proyecto sobre protección ambiental de las turberas (boletín 12.017).

El texto, originado en una moción de senadoras y senadores, tiene como objetivo la protección de las turberas -tipo específico de humedal- a fin de preservarlas y conservarlas como reservas estratégicas para la regulación de la química atmosférica y de la hidrología, para la protección de la biodiversidad y para el turismo sustentable.

Este tipo de humedales constituye un ecosistema que se caracteriza por la producción continua y progresiva de “turba”, que es una mezcla de restos vegetales en distintos grados de descomposición que tienen una excelente capacidad de acumular gran cantidad de CO2 (dióxido de carbono).

En específico, el texto modifica el Código de Minería para incluir a estos humedales en las excepciones de concesión minera. Asimismo, introduce nuevas exigencias en la ley de Bases Generales del Medio Ambiente respecto de la autorización de proyectos que puedan provocarles daño.

Cambio climático
Previo a la votación, el grupo de legisladores escuchó la opinión de los directores de la Fundación TerramFlavia Liberona, y de Jorge Valenzuela, del Centro de Estudios y Conservación del Patrimonio Natural, Chiloé.

Ambos expertos apoyaron la iniciativa ya que va en la línea de la protección ambiental. Sin embargo, aclararon que debe ser fortalecido pues sería insuficiente respecto de lo que debe incluir la normativa nacional para cumplir con los compromisos de Paris, en materia de cambio climático.

Explicaron, además, que los mencionados humedales cumplen un rol muy relevante en el ciclo hidrológico, porque cuando se extrae “turba” se libera gas metano, que es uno de los gases que gatilla el efecto invernadero, por lo que su extracción acelera el calentamiento global.

Para proseguir con la revisión del proyecto, la comisión acordó invitar a representantes del Servicio Agrícola y Ganadero; de la Fundación Wildlife Conservation Society y del Centro de Ciencia del Clima y Resilencia.

Asimismo, se fijó plazo hasta el martes 29 de junio para que las y los legisladores presenten sus propuestas de modificación al proyecto.

Los comentarios están cerrados.