Minería y Energía concentran esfuerzos para generar nuevas normas

Foto: Aqua

Este año, el ente regulador se enfoca en el apoyo de políticas públicas para el impulso económico del país, donde la electromovilidad y el hidrógeno verde juegan roles clave. Fuente: Diario Financiero, 23 de agosto de 2021.


Las necesidades actuales del país y los desafíos que definirán el futuro marcan la discusión para el establecimiento de normas y nuevas certificaciones.

El Instituto de Nacional de Normalización (INN) está al frente de estos procesos y recientemente se enfoca en apoyar políticas públicas relacionadas a recursos hídricos, gestión de emergencias y desastres naturales, construcción y alimentos, dice Claudia Cerda, jefa de la División de Normas de la entidad. Y este año, el eje está en las grandes apuestas del país: minería del litio, hidrógeno verde y electromovilidad.

Al ser un organismo técnico especializado el área de calidad, la labor del INN se traduce, por ejemplo, en ‘apoyar a un sector productivo para el cual es necesario marcar una diferencia en temas de calidad’, añade Cerda. En materia de certificaciones, los esfuerzos están en atender los retos que impone la crisis sanitaria, observa Gabriela Álvarez, directora ejecutiva de Accenture Interactive. ‘La pandemia nos dejó un nuevo mundo también en este sentido y todas las industrias están avanzando en la adopción de medidas que entreguen mayor confianza’, dice, y destaca los avances en la certificación de las condiciones sanitarias para la reapertura de locales y oficinas.

Las normas que ya están vigentes se actualizan constantemente. Lo que se busca con esto, explica Cerda, es dar un apoyo a la autoridad competente, a los sectores productivos y otras partes interesadas, para que el desarrollo de estos bienes y servicios a elaborar, tengan ‘un alto componente de calidad y seguridad’.

Y aclara que, si se comparan con las normas internacionales, no hay casi brechas. ‘La diferencia es mínima, pues se procura evitar establecer barreras técnicas al comercio internacional y hacer más fluido el intercambio de los productos’, asegura. No obstante, aclara que ante ciertas consideraciones internas sí se deben hacer modificaciones a la norma internacional: ‘Siempre se realizan con un fundamento técnico expreso y así se consigna en la norma nacional’.

Los comentarios están cerrados.