Dunas: conflicto por nuevas obras y orden de paralización

Foto: Mercurio de Valparaíso

Tribunal acoge solicitud de paralización por un cerco en las 20 hectáreas protegidas y Reconsa activa proyecto en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 16 de septiembre de 2021.


Nuevas alistas surgen en el interminable conflicto de las dunas de Concón y esta vez porque la empresa Reconsa, dueña del predio, ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto «Urbanización y Loteo Costas de Montemar VI Etapa», que fue declarado admisible el 13 de septiembre y, paralelamente, el 14 de septiembre, el Segundo Tribunal Ambiental ordenó paralizar los trabajos que hacía la empresa en las 20 hectáreas que son área verde.

Ambas acciones tienen relación con obras en la calle Cornisa, que en 2019 enfrentó un conflicto legal y donde la Corte Suprema determinó que el proyecto debía ingresar al SEA para su estudio. A dos años de este fallo, Ja empresa reactivó el proyecto para «4 lotes enajenables con una superficie de 12.574 m2 (metros cuadrados)» y «la extensión al sur de calle Comisa». Incorpora servicios y «la construcción de una escalera peatonal», de la calle Cornisa a la avenida Borgoño, y un área de loteo y urbanizable de 17.084 m2. En el diario La Segunda, el exministro Edmundo Pérez Yoma, uno de los dueños de Reconsa, afirmó que la empresa ahora está a cargo de uno de sus hijos.

TRIBUNAL AMBIENTAL

Pero esto no es todo. El 14 de agosto, el Segundo Tribunal Ambiental acogió la medida cautelar de paralizar la reforestación en las 20 hectáreas que son área verde, acción que mandató la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) a Reconsa, en el marco del Programa de Cumplimiento por la calle Cornisa.

Por esto, la SMA se hizo parte del proceso a favor de la reforestación, pero en el fallo queda establecido que «se acoge la solicitud de medida cautelar, consistente en la paralización de la medida de revegetación». Antes de la determinación, el Tribunal informó sobre la medida de la SMA, pero también consideró el campo dunar como predio total de preservación y da a conocer que la Corte de Apelaciones, el 13 de julio, también ordenó la paralización de la revegetación.

PROTECCIÓN Y SMA

El alcalde de Concón, Freddy Ramírez, y el movimiento Duna Viva apuestan a una protección total del campo dunar. El jefe comunal planteó que «sabiendo que hay 30,1 hectáreas protegidas y el resto es área verde, estamos evaluando todas las alternativas para que todo el campo dunar sea protegido» y llamará a consulta ciudadana. A su vez, criticó a la SMA por sostener la reforestación y dijo que el proceso debía ser en la calle Cornisa.

Afirmó que «nos estarnos preparando con un equipo jurídico y ambiental para poder hacernos parte de las causas para la protección del campo dunar». Respecto al nuevo loteo, aseveró que «esto es no entender nada, menos si hay un exministro de Estado. Esto va en contra de la protección y espero que Reconsa se acerque al municipio para poder conversar. El desarrollo inmobiliario no puede pasar por sobre el medioambiente». De la misma forma, el abogado de Duna Viva, Gabriel Muñoz, dijo que «la empresa no ha entendido y no ha querido entender, particularmente su dueño, que el campo dunar es un todo e incluye el área verde. Intentan intervenir un terreno que fue declarado área verde y es adyacente al Santuario, por lo que si hay intervención implica afectación al Santuario propiamente tal».

Manifestó que presentaremos las declaraciones de Pérez Yoma al tribunal y «denunciaremos ante la Contraloría y, eventualmente, al Ministerio Público la actuación y abandono de la SMA en el campo dunar, porque no fiscalizó y no sancionó, y defiende los intereses de la empresa». El fiscal de la SMA, Emanuel Ibarra, aseveró que la entidad «está haciendo una fiscalización estricta de las acciones exigidas ala empresa en el programa de cumplimiento, esto es, la paralización de la ejecución de proyecto; la obtención del permiso ambiental por la vía más estricta, esto es, un Estudio de Impacto Ambiental; y la revegetación». Aclaró que «la SMA no concuerda con la decisión del Segundo Tribunal Ambiental en relación a paralizar la ejecución (de la reforestación). Lo anterior porque es una medida que -justamente- está pensada para controlar los efectos y evitar deslizamientos en la dunas».

Los comentarios están cerrados.