Revelan el nivel real de las emisiones de gases de efecto invernadero de la cría de animales

Foto: DW

El estudio ayudó a situar a la Sudamérica ganadera y al Sudeste Asiático productor de arroz como los mayores emisores de gases de efecto invernadero relacionados con la producción de alimentos. Fuente: El Mostrador, 16 de septiembre de 2021.


La cría de animales produce el doble de emisiones de gases de efecto invernadero que las plantas cultivadas para el consumo, según un estudio publicado este lunes (13.09.2021) que traza un mapa de las actividades agrícolas en todo el mundo.

Lo que el ser humano come representa una parte importante de las emisiones que provocan el cambio climático: el transporte, la deforestación, el almacenamiento en frío y el sistema digestivo del ganado envían gases contaminantes a la atmósfera.

Las explotaciones agrícolas de alimentos representan el 35 %

Los investigadores analizaron el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso liberados por la producción y el consumo de alimentos procedentes de la agricultura en tierra. Y descubrieron que, entre 2007 y 2013, las emisiones ascendieron a 17.318 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero equivalentes al CO2 por año, o el 35 % de todas las emisiones causadas por el hombre.

Los científicos, integrados en el grupo «Urbana-Champaign» de la Universidad de Illinois (EE. UU.), destacan que este trabajo ayudará a detectar qué sectores emiten mayores volúmenes de esos tres gases de efecto invernadero, de manera que las autoridades podrán formular políticas encaminadas a reducirlos en diferentes partes del mundo.

57 % de las emisiones proceden de los alimentos de origen animal

El estudio, que modelizó las emisiones netas de más de 170 productos vegetales y 16 productos animales en casi 200 países, calculó que el 57 % de las emisiones relacionadas con la alimentación procedían de los alimentos de origen animal, incluidos los cultivos para alimentar al ganado.

Las plantas cultivadas para el consumo humano generaron el 29 % de las emisiones alimentarias, según el estudio publicado en Nature Food, y el resto se atribuyó a otros productos básicos como el algodón y el caucho. No se incluyeron las emisiones de la pesca.

Base de datos de acceso abierto

En concreto, los expertos examinaron los cuatro subsectores alimentarios principales -vegetales y animales- en la emisión de los tres gases, distribuidos en 171 tipos de cultivo y 16 productos ganaderos de todo el mundo.

Los procesos de producción estudiados ponen el foco sobre el cambio de uso de la tierra, las actividades vinculadas a gestión de tierras agrícolas, la cría de ganado y las operaciones que ocurren una vez que los alimentos salen de las explotaciones.

Este «marco de modelado de datos unificado y consistente» ha permitido a los científicos construir una base de datos de acceso abierto útil para estimar todas las emisiones globales de los tres gases.

Peores infractores

La carne de vacuno fue el producto que más contribuyó, responsable de un 25% de las emisiones de los alimentos, y el arroz fue el peor infractor vegetal, con un 12%.

Esto ayudó a situar a la Sudamérica ganadera y al Sudeste Asiático productor de arroz como los mayores emisores de gases de efecto invernadero relacionados con la producción de alimentos.

El estudio midió por separado el impacto de los cultivos destinados al consumo humano y los destinados a la alimentación animal, y tuvo en cuenta aspectos como el transporte y el comercio.

Ranking de países que emiten más gases

Así calcularon que los países que emiten más gases de efecto invernadero a partir de alimentos de base animal son China (8 %), Brasil (6 %), Estados Unidos (5 %) e India (4 %). Respecto a la emisión por alimentos de base vegetal, China se mantiene a la cabeza con el 7 %, seguido por India (4 %) e Indonesia (2 %).

Para calcular las emisiones netas, también se tuvo en cuenta la presencia de plantas que absorben carbono. «Hay que tener en cuenta todo porque hay muchas reacciones e interacciones», dijo Jain.

El estudio señalaba la creciente demanda de alimentos en todo el mundo y el potencial de la industria para agravar el calentamiento global.

Calculadora personal de huella de carbono basada en los alimentos

El investigador principal, Atul Jain, de la Universidad de Illinois, dijo que su próximo reto de investigación era incluir datos más granulares sobre las tendencias de consumo en todo el mundo para construir una herramienta que permitiera a la gente calcular su propia huella de carbono basada en los alimentos.

«Puedes ir a tu ubicación, identificar lo que comes, cuánto comes y calcular tu propia huella de carbono», dijo.

Los comentarios están cerrados.