Banco Central Europeo pide a los bancos que calculen el riesgo climático en las carteras de crédito y de negociación

Foto: Diario FInanciero

La institución señaló que los bancos tendrán que predecir cómo evolucionarán sus balances a lo largo de 30 años, así como las pérdidas relacionadas que podrían sufrir en la transición hacia una economía más sostenible. Fuente: Diario Financiero, 20 de octubre de 2021.


El Banco Central Europeo (BCE) dijo que los prestamistas de la región tendrán que estimar el riesgo que podría suponer el cambio climático tanto en sus operaciones de préstamo como en las comerciales cuando se sometan a una prueba de resistencia el próximo año.

Los bancos tendrán que predecir cómo evolucionarán sus balances a lo largo de 30 años, así como las pérdidas relacionadas que podrían sufrir en la transición hacia una economía más sostenible, según una metodología publicada por el banco central este lunes.

El BCE también pide a los prestamistas que evalúen el impacto de un teórico «fuerte aumento» del precio de las emisiones de carbono durante un período de tres años.

En la prueba de resistencia, que se llevará a cabo entre marzo y julio de 2022, el BCE examinará con el mayor detalle posible el impacto que las políticas de mitigación del cambio climático podrían suponer para los bancos, así como las condiciones meteorológicas extremas.

El organismo de control criticó al sector a principios de este año por su lentitud a la hora de afrontar los riesgos relacionados con el cambio climático, citando datos incompletos y falta de atención por parte de los ejecutivos.

El ejercicio, que forma parte de una revisión más amplia de cómo los bancos están abordando los riesgos climáticos, también incluye preguntas sobre la cantidad de ingresos que los prestamistas generan de las industrias intensivas en carbono, así como el volumen de emisiones que financian. Además de los escenarios sobre el riesgo de transición, se pedirá a los bancos que simulen el efecto de los riesgos físicos, como las inundaciones, en un horizonte de un año.

Mientras los políticos europeos se apoyan en los bancos para alejar la financiación de las industrias contaminantes, el BCE se ha centrado en garantizar que los bancos estén preparados para los riesgos de un mundo más caliente.

El lunes, el BCE reiteró que no habrá un aumento directo de los requisitos de capital de los bancos a partir de la prueba, pero que los prestamistas que no sepan comprender sus riesgos podrían enfrentarse a un listón más alto.

Los comentarios están cerrados.