«La regulación es insuficiente como para hablar de una industria sustentable»

Foto: UDP

Según la Dra. Judith Schonsteiner, las deficiencias ambientales de la salmonicultura, son condiciones no adecuadas para renovar una concesión, y la falta de resguardo eficaz de áreas protegidas. Fuente: Salmonexpert, 28 de octubre de 2021.


El Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales (UDP), publicó en julio de este año un estudio acerca de las brechas con los estándares internacionales en materia ambiental, laboral y de derechos humanos de la salmonicultura.

Los investigadores tras este estudio, liderados por la académica, Dra. Judith Schonsteiner, revisaron aspectos tales como: regulación del borde costero y de las áreas protegidas; regulación y control de las concesiones de acuicultura; incentivos de políticas públicas y financiamiento; regulación laboral y otras materias transversales.

El documento se entregó a las autoridades a través de la consulta por la Política Nacional de Acuicultura (PNA), realizada por Subpesca. De igual forma, y según lo detallado a Salmonexpert por Schonsteiner, los investigadores a cargo han tenido presentaciones públicas y reuniones con gremios salmonicultores para presentar este informe.

Asimismo, cuenta la académica, se invitó a Sernapesca en varias ocasiones a comentar el estudio, pero no aceptaron la invitación. Los investigadores a cargo esperan evaluar más adelante otros aspectos relevantes de la industria salmonicultora.

Regulación insuficiente

Para ahondar en algunos puntos de este estudio, la Dra. Schonsteiner, conversó con Salmonexpert.

¿En cuál de estos tres aspectos -ambiental, laboral, derechos humanos- consideran que la industria se encuentra más al debe?

Hay problemas en los tres ámbitos, y están interrelacionados entre sí. Los problemas de regulación más graves los vemos en el ámbito ambiental, principalmente en las condiciones insuficientes para poder renovar una concesión; la falta de protección eficaz de las áreas protegidas; la insuficiente regulación del nivel de contaminantes emitidos por la industria; y un sistema de sanciones ineficaz para lograr el cumplimiento de la normativa.

Con las conclusiones de este estudio, ¿consideran que la industria se encuentra a un nivel sustentable o competitivo en estos aspectos?

La regulación chilena es la menos exigente en temas ambientales, comparada con los países que producen salmón (principalmente Noruega, Escocia, Canadá). Esta regulación es completamente insuficiente como para hablar de una industria sustentable.

¿Cuál es la principal conclusión sobre cómo la industria ha abordado específicamente el tema de los derechos humanos?

El informe no se pronuncia sobre el comportamiento de la industria sino sobre la regulación de ella, como indica el título del estudio. Allí encontramos múltiples deficiencias regulatorias, especialmente, en materia ambiental. Usan las obligaciones del Estado de Chile en materia de derechos humanos para evaluar la conformidad de la regulación con estos estándares.

Por último, ¿cuál es el camino a seguir de este informe?

El informe está público, entonces, esperamos que sea de utilidad para todas las partes interesadas en la acuicultura del salmón en Chile.

Los comentarios están cerrados.