Emisiones y mitigación gases efecto invernadero en la ganadería bovina de carne, hacia la carbono neutralidad

Sin lugar a dudas la temática ambiental es muy relevante en los sistemas de producción bovina de carne. al igual que en otros sectores de producción primaria basados en nuestros recursos naturales. Si bien hay varios aspectos ambientales a considerar, en la relación de los sistemas de producción con el suelo, agua, aire y biodiversidad, no cabe dudas que actualmente los gases de efecto Invernadero (GEI), tienen especial importancia pasa relación con el cambio climático a nivel mundial. Fuente: El Mercurio, 22 de noviembre de 2021.


A nivel mundial, el sector Agropecuario y Forestal y de Cambio de Uso de Suelos son los segundos en importancia con el 24% de las emisiones después del sector energía que contribuye con el 35%. A nivel nacional el sector Agricultura (que incluye los subsectores de agricultura y ganadería) también es el segundo sector en Importancia representando el 10.5% de las emisiones, muy por debajo del sector energía que contribuye con un 77.4%. El sector Silvicultura si bien también emite. genera una alta captura y por ende su balance es negativo. Dentro del sector Agrícola y Ganadero las principales emisiones corresponden a la fermentación enterita (42,2%), suelos agrícolas (39,8%) y gestión del estiércol (12,7%). En cuanto al inventario de GEI a nivel regional es importante destacar que hay algunas regiones que son emisoras netas (Ej. Antofagasta) y otras cuyo balance es negativo, dada la alta contribución del sector forestal (Ej. Los Lagos). También el país fue carbono neutral en los inicios de Insanos 90, actualmente se emite más de los que se captura, por lo que el Gobierno de Chile ha fijado una meta de ser carbono neutral al año 2050.

Cabe destacar que a nivel nacional desde el año 1990 a la fecha ha disminuido la existencia de bovinos de carne y de teche, lo que se traduce en menores emisiones totales de GEI, junto con ello se han hecho más eficiente los sistemas productivos. Otro aspecto muy importante y que se ha retomado con fuerza en los últimos años es la posibilidad de captura de carbono por praderas y bosques. los que se encuentran presentes en los sistemas de producción de carne. en especial de la zona sur del país (Foto 1). y que lo hace distintivos a sistemas con alta concentración de animales. En esto el país tiene que avanzar generando datos locales que permitan determinar la contribución de éstos y en donde se debiera tender a aumentar la longevidad de praderas permanentes y manejar los bosques a nivel predial.

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) a través de su Grupo de Investigación en Medio Ambiente y Ganadería, se encuentra trabajando desde hace más de 20 años en cuantificar ras emisiones de GEI en sistemas de producción agropecuarios del país, tanto por uso de fertilizantes y purines en praderas y cultivos, como de los distintos manejos a nivel predial. incluyendo el efecto de la alimentación animal en las emisiones de metano entérico generado por bovinos de carne y de leche.

INIA ha formado parte desde el inicio del equipo que genera los Inventarios Nacionales de GEI del país, realizando la estimación de los gases emitidos por la Agricultura y la Ganadería. Este trabajo ha contribuido entre otros, a la priorización de la investigación en esta temática que se ha totalizado en las principales fuentes emisoras.

El enroque del trabajo en GEI ha incluido la evaluación de estrategias que permitan reducir las emisiones de GEI sin afectar la producción. Adicionalmente. se ha logrado complementar estrategias de mitigación de GEI con aquellas que permitirán la adaptación de nuestros sistemas ganaderos y la agricultura a los nuevos escenarios de cambio climático.

Adicionalmente, se han realizado estudios de la pérdida de nitrógeno (N) por la volatilización de amoniaco, gas que indirectamente contribuye a la formación de 1120, por la aplicación de fertilizantes nitrogenados y purines de lechería, cuyos resultados han permitido estimar pérdidas de nitrógeno total de hasta 30% por la aplicación de urea y de hasta 20% del N total (80% del N amoniacal) por la aplicación de purines. También se han evaluado medidas de mitigación como el uso de inhibidores de la volatilización de NH3. Todas estas prácticas permiten reducir el impacto de la actividad de los sistemas de producción bovina en el ambiente, mejorar la eficiencia del uso de nutrientes y aumentarla rentabilidad a nivel predial. pudiendo can ellos compatibilizar aspectos ambientales y económicos.

El trabajo de INIA se ha desarrollado en asociación con organizaciones de productores de carne como FEDECARNE y además participando activamente en la Corporación de la Carne. lo que ha permitido priorizar temáticas ambientales y la búsqueda de soluciones basadas en investigación aplicada que puedan dar cuenta de los requerimientos del sector privado y público y contemplen visiones ambientales y económicas.

INIA ha participado corno referente técnico en temas ambientales y ha realizados los primeros estudios de Huella de Carbono y Huella del Agua en la producción de carne bovina del país. Esto ha permitido generar valores nacionales comparables con estudios realizados a nivel mundial y realizar un análisis critico del uso estas herramientas disponibles en este ámbito. Su estimación ha permitido determinar temas críticos dentro de la producción agropecuaria desde el punto de vista de las emisiones de GEI.

Así, junto a los principales sistemas de producción de la zona Sur, con INFOR y el apoyo de la Fundación para la innovación agraria (FIA), y donde participan la Corporación de la Carne y FEDECARNE, INIA se encuentra desarrollando el proyecto ‘Balance de carbono como foja de ruta para la generación de sistemas productivos agropecuarios carbono neutrales’. Este permitirá contar can balances de carbono en sistemas de producción de carne representativas. generando urna metodología replicable a otras zonas y rubros del país. identificar y proponer prácticas y generar recomendaciones para tomadores de decisión, para optimizar el balance de carbono a nivel predial y nacional.

La carbono neutralidad es un gran desafío de país y sin lugar a dudas la alianza estratégica para investigación y desarrollo entre el sector bovino de carne e INIA permitirá generar las bases para poder transitar a esta meta.

Los comentarios están cerrados.