SQM, Albemarle y otras tres empresas a la cabeza de polémica licitación del litio y Boric pidió al Gobierno suspender la adjudicación

Foto: DF

Las cinco sociedades buscan quedarse con igual número de cuotas de producción. El cronograma en curso estipula que el proceso culminará el próximo 14 de enero. Fuente: Diario Financiero, 30 de diciembre de 2021.


Lo que partió en críticas y luego llegó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), ahora se transformó en un problema político. Ese ha sido el caminar de la polémica -y también hermética- licitación pública que sorpresivamente lanzó el Ministerio de Minería el 13 de octubre para establecer contratos especiales de operación para la exploración, explotación y beneficio de yacimientos de litio.

Después que en el proceso de compra de las bases, realizado entre el 13 de octubre y 12 de noviembre, participaran más de 70 empresas, finalmente ocho presentaron ofertas, aunque solo cinco pasaron a la etapa de apertura y evaluación de propuestas económicas.

Imagen foto_00000006

Según consta en el acta respectiva, el Comité Especial de Licitación (CEL) dejó constancia que el 23 de diciembre se dio por cerrado el hito público de apertura de los requisitos administrativos presentados por los oferentes, y que desde ese día hasta el 27 de diciembre se desarrolló la evaluación y calificación de los requisitos administrativos del proceso, adoptándose dos acuerdos.

Por unanimidad de sus miembros, el CEL determinó que, por no haber dado cumplimiento a los requisitos administrativos, se declararon impedidos de continuar en el proceso y fuera de las bases de la licitación a los siguientes oferentes: Lilac Solutions, Inc, Consorcio Austral Maricunga y Wealth Minerals Chile SpA.

Por el contrario, los que sí tuvieron pase directo a la etapa de apertura y evaluación de las ofertas económicas fueron: BYD Chile SpA, Albemarle Limitada, Cosayach Caliche S.A., Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A., y la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM).

Imagen foto_00000004

Así, ayer desde las 09:00 a las 14:40 horas, en dependencias del Ministerio de Minería, se procedió a la apertura y evaluación de las ofertas económicas, donde cinco postulantes presentaron seis ofertas económicas, cuatro correspondientes a una cuota de 80 mil toneladas de litio metálico (LME) comercializable (425.840 toneladas de carbonato de litio equivalente o LCE) y otras dos a 160 mil toneladas de litio metálico (LME) comercializable (851.680 toneladas de carbonato de litio equivalente o LCE).

Desde Minería explicaron la convocatoria busca producir 400.000 toneladas de litio metálico comercializable, divididas en cinco cuotas de 80.000 toneladas cada una. Las adjudicaciones serán por un plazo de 7 años -prorrogables por otros dos- para hacer la exploración geológica, los estudios y desarrollo del proyecto, a los que se sumarán 20 años de producción. La modalidad bajo la cual operarán es un Contrato Especial de Operación de Litio (CEOL) suscrito con el Estado.

Las empresas interesadas se disputaran cuotas de producción, pero no un territorio establecido, ya que -una vez que logren alguna adjudicación- deberán evaluar dónde se instalarían y pedir los permisos correspondientes.

El futuro del proceso

La primera acta que publicó el ministerio el miércoles sacó ronchas en la industria, ya que se apunta a que cinco oferentes podrían disputarse cinco contratos, despertando las dudas de la competencia que se estaría generando. Pero además, desde el comando del presidente electo, Gabriel Boric, miran este proceso con preocupación.

De hecho, Giorgio Jackson señaló en un punto de prensa que le han comunicado al gobierno que “nos parecería prudente que todo el proceso de adjudicación en materia de litio pueda postergarse para un debido análisis”, añadiendo que “han salido distintas opiniones, no solamente de gente desde el gobierno entrante sino que también desde la sociedad civil, desde la academia, que ven varios problemas, tanto de tiempo como de forma y de fondo, en la licitación. Por lo tanto, tal como ha sido comunicado, creemos que lo prudente sería posponerlo”.

Cabe recordar que el programa presidencial de Boric contempla crear una Empresa Nacional del Litio.“Chile no puede cometer nuevamente el histórico error de privatizar los recursos”, señalaba  en su Twitter en las semanas previas a la segunda vuelta presidencial. La idea, agregaba, es que dicha firma generará empleos en los yacimientos y “un sello chileno al producto”.

Pese al ruido que está generando la licitación, el gobierno optó por no referirse al respecto. Solo en el comunicado en que informó el resultado de la apertura de ofertas económicas, expresó que el proceso continuará el 6 de enero cuando el CEL se reúna para proponer al ministro de Minería, Juan Carlos Jobet, la adjudicación de esta licitación. Esto último está previsto para el 14 de enero. 

Según comentan fuentes de la industria, no es acertado continuar el proceso, ya que se instalaron dudas y eso hará que se puedan repetir episodios como los ocurridos en la reciente licitación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) de Corfo cuya adjudicación se rodeó de acusaciones por eventuales irregularidades.

Los comentarios están cerrados.