Cámara Baja respalda proyecto que protege las turberas y el musgo Sphagnum

Foto: El Desconcierto

Proteger las turberas como reservas estratégicas para la regulación de la química atmosférica y de la hidrología. Ese es el objetivo del proyecto (boletín 12017) que aprobó este martes la Sala, en general, por 132 votos a favor y 1 abstención. El texto retornó a la Comisión de Medio Ambiente para su análisis en particular. Fuente: El Divisadero, 13 de enero de 2022.


Se trata de una moción de un grupo de senadoras y senadores, que ya fue aprobada en el Senado en primer trámite. Sin embargo, en su discusión en general en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara se agregó la protección específica al musgo Sphagnum o Pompon.

Se trata de un género de plantas comúnmente llamados musgos de turbera o de pomponales. Su principal característica es que pueden retener grandes cantidades de agua dentro de sus células. El musgo Sphagnum se utiliza en floricultura, pues ayuda a prolongar la vida de las flores. También en la agricultura, pues aporta oxigenación y humedad, mejorando la calidad de los suelos, especialmente en zonas con climas secos o propensos a la desertización. Este tipo de humedales constituye un ecosistema que se caracteriza por la producción continua y progresiva de ‘turba’. Este material es una mezcla de restos vegetales en distintos grados de descomposición que tienen una excelente capacidad de acumular gran cantidad de CO2 (dióxido de carbono).

Prohibición y sanción

En concreto, la iniciativa prohíbe la extracción en turberas y formaciones secundarias de Sphagnum, incluyendo sus materiales y productos. De la misma forma, se prohíbe el relleno, drenaje, secado, extracción de caudales, alteración de la barra terminal, el deterioro, menoscabo, transformación o invasión de la flora, vegetación y de la fauna contenida dentro de ellas.

Asimismo, se prohíbe la comercialización, exportación e importación de turba y del musgo Sphagnum o Pompon. Contravenir lo anterior se castigará con una multa de 10 a 1.000 Unidades Tributarias Mensuales. Es decir, entre 544 mil y 544 millones de pesos. El Servicio Agrícola y Ganadero se encargará de la fiscalización. Excepción de concesión Adicionalmente, el texto modifica el Código de Minería para incluir a estos humedales en las excepciones de concesión minera. Asimismo, introduce nuevas exigencias en la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente respecto de la autorización de proyectos que puedan provocarles daño.

Debate

El diputado Gabriel Ascencio entregó el informe de la Comisión de Medioambiente a la Sala. Posteriormente, intervinieron las y los diputados Ricardo Celis (PPD), Fidel Espinoza (PS), Alejandro Santana (RN), Carolina Marzán (PPD), Cristina Girardi (PPD), Iván Flores (DC), Patricia Rubio (PPD), Miguel Ángel Calisto (DC), Alejandro Bernales (PL) y Jaime Mulet (FRVS). El debate estuvo dividido entre la protección medioambiental y la necesidad de cuidar las fuentes laborales que surgen de la extracción artesanal de las turberas.

Por la tesis de protección laboral estuvieron los diputados Santana y Espinoza. El diputado Bernales apuntó a la reconversión laboral. El resto de las y los parlamentarios abogaron por la sustentabilidad hidrobiológica y de un recurso de una muy lenta regeneración. El diputado Miguel Ángel Calisto señaló que ‘defendimos y aprobamos la protección de las turberas, a fin de preservarlas y conservarlas como reservas estratégicas para la regulación de la química atmosférica y de la hidrología, para la protección de la biodiversidad y para el turismo sustentable #Patagonia’.

Los comentarios están cerrados.