AIE alerta que Europa debe prepararse para un corte total de gas ruso

Foto: Investing

Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía cree que los gobiernos deberían mantener abiertas las viejas centrales nucleares y tomar otras medidas de contingencia. Fuente: Diario Financiero, 24 de junio de 2022.


La Agencia Internacional de la Energía ha advertido que Europa debe prepararse de inmediato para el corte total de las exportaciones de gas ruso este invierno, instando a los gobiernos a tomar medidas para reducir la demanda y mantener abiertas las envejecidas centrales nucleares.

Fatih Birol, el director ejecutivo de la AIE, señala que la decisión de Rusia de reducir el suministro de gas a los países europeos en la última semana puede preceder a nuevos recortes a medida que Moscú trate de ganar «influencia» en su guerra con Ucrania. «Europa debería estar preparada en caso de que se corte por completo el gas ruso», explica Birol a Financial Times en una entrevista. «Cuanto más nos acercamos al invierno, más entendemos las intenciones de Rusia», indica.

«Creo que los cortes están orientados a evitar que Europa llene las reservas y a aumentar la influencia de Rusia en los meses de invierno». La AIE, que está financiada principalmente por los miembros de la OCDE, fue el año pasado uno de los primeros organismos oficiales en acusar públicamente a Rusia de manipular el suministro de gas a Europa en los prolegómenos de la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Birol afirma que las medidas de emergencia adoptadas por los países europeos esta semana para reducir la demanda de gas, como el encendido de viejas centrales eléctricas de carbón, estaban justificadas por la magnitud de la crisis, a pesar de la preocupación por el aumento de las emisiones de carbono. El responsable de la AIE asegura que el aumento de la generación de energía a partir del carbón es «temporal» y que ayudará a preservar el suministro de gas para la calefacción en invierno. Cualquier emisión adicional de CO2 derivada de la quema de carbón se compensaría con una aceleración de los planes europeos para reducir su dependencia de los combustibles fósiles importados y para aumentar la capacidad de generación renovable, añade.

Sin embargo, Birol advierte que las medidas adoptadas por los gobiernos europeos hasta ahora probablemente no serán suficientes si las exportaciones rusas se cortan por completo, y cree que los países deben hacer todo lo posible para preservar suministro ahora y garantizar que las reservas puedan llenarse antes de los meses de invierno. «Creo que habrá más medidas relativas a la demanda y más profundas [por parte de los gobiernos en Europa] a medida que se acerque el invierno», afirma Birol, añadiendo que el racionamiento del suministro de gas sigue estando sobre la mesa si Rusia recorta más las exportaciones.

El martes, Suecia y Dinamarca siguieron a Alemania, Austria y Países Bajos en el anuncio de la primera fase de los planes de emergencia para preservar suministro de gas, pero ninguno de esos planes nacionales incluye todavía el racionamiento. Europa ha reducido su dependencia del gas ruso a un 20% del suministro total desde la invasión de Ucrania, frente al 40% anterior, según la consultora ICIS, pero ya ha recurrido a la mayoría de las opciones para diversificar el suministro, como los cargamentos marítimos de gas natural licuado. El director de la AIE señala que los países deberían tratar de retrasar el cierre de las instalaciones de energía nuclear para ayudar a limitar la cantidad de gas consumido en la generación de electricidad.

Alemania ha sufrido continuas críticas por su decisión de seguir desmantelando las últimas centrales nucleares durante la crisis energética. Aunque Birol no señala a ningún país, dice que todos «deberían considerar el aplazamiento de los cierres [de las centrales nucleares] mientras se cumplan las condiciones de seguridad». Berlín ha indicado que cree que los obstáculos técnicos y de seguridad para mantener las plantas abiertas son demasiado altos.

Este miércoles se ha publicado un nuevo informe de la AIE sobre inversiones que advierte que los gobiernos aún no están haciendo lo suficiente para fomentar la inversión en energías renovables para frenar la demanda de combustibles fósiles. Se espera que el total de las inversiones en energía crezca este año un 8% hasta los US$ 2,4 billones (2,3 billones de euros), y que el crecimiento provenga de las energías renovables y del aumento de los costos.

El año pasado, la AIE afirmó que el mundo no necesitaba invertir en nuevos yacimientos de petróleo y gas si los gobiernos querían alcanzar sus objetivos de cero emisiones netas para 2050.

Birol afirma que si no se aplican políticas para reducir significativamente el consumo de combustibles fósiles, el mundo seguirá enfrentándose a peligrosas oscilaciones en los precios del petróleo y el gas. «A menos que los gobiernos cojan el volante y movilicen grandes fondos para crear una transición energética limpia, tendremos que lidiar con una volatilidad extrema en la energía», advierte.

Aunque hay algunos signos positivos de aumento de la inversión en formas de energía más limpias, en parte derivados del deseo de Europa de romper su adicción a la energía rusa, el director de la AIE cree que a nivel mundial el panorama es, en el mejor de los casos, desigual. En el mundo en desarrollo, excluyendo a China, la inversión en energías renovables no ha crecido en términos reales desde 2015.

Birol también señala que los países en desarrollo que dependen de la producción de combustibles fósiles deben utilizar las ganancias extraordinarias de los precios más altos para diversificar sus economías. «La relativa debilidad de la inversión en energías limpias en gran parte del mundo en desarrollo es una de las tendencias más preocupantes», señala el informe de la AIE. Alemania advierte de un contagio similar al de Lehman por los cortes de gas rusos

Los comentarios están cerrados.