Precio del cobre y litio seguirá siendo atractivo por la electromovilidad y transición energética

Si bien la cotización del cobre marcó ayer su menor valor desde el 5 de febrero de 2021 (US$ 3,618 la libra), por las señales de recesión mundial, las expectativas a largo plazo siguen siendo positivas para los metales y el mineral no metálico. Fuente: El Mercurio de Calama, 2 de julio de 2022.


La cotización del cobre comenzó el segundo semestre con una importante variación negativa de un 3,27%, que hizo retroceder el metal rojo hasta los US$ 3,618 la libra, el menor valor registrado desde el 5 de febrero de 2021, según informó Cochilco. De esta manera, el precio promedio del cobre en lo que va de 2022 descendió hasta los US$ 4,421 la libra.

De acuerdo a la Comisión, el ciclo descendente en la cotización del commodity se acentuó esta semana, pues el riesgo de recesión se acrecienta a medida que las agresivas alzas de tasas de interés para reducir la inflación en Estados Unidos y Europa se imponen en el corto plazo.En junio la inflación en la Eurozona alcanzó un máximo histórico de 8,6% en 12 meses.

A largo plazo

«Estamos en un periodo de bastante volatilidad, entendiendo la volatilidad como algo de corto y mediano plazo, a pesar de que los fundamentos del precio del cobre y de otros minerales, sobre todos los asociados a la electromovilidad y la transición energética, son súper positivos y de largo plazo», explicó la directora del Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco), Daniela Desormeaux, respecto al pie en que se encuentran hoy el cobre y los minerales en general.

La economista agregó que hoy la pregunta es «cuándo» terminará esta volatilidad, que es la «fuente de esta incertidumbre», aunque destacó que «si uno piensa, desde el punto de vista de los proyectos, las decisiones que se toman son más de largo plazo. En ese sentido, el cobre sigue siendo atractivo por la electromovilidad, la transición energética, lo mismo que el litio y otros minerales asociados a la electromovilidad».

Litio no se transa

Respecto de la situación del litio, en este marco de volatilidad de los commodities, Desormeaux, quien es además directora de Estudios de la consultora Vantaz Group, precisó que «el litio no se transa, porque la gran mayoría de los contratos de litio hoy día se hacen a plazo, el porcentaje de ventas spot (contado) no es tan relevante y las negociaciones se hacen de manera directa entre el productor y cliente final, no hay intermediarios. Entonces, el mercado no está al líquido y uno no puede ver esta volatilidad».

En esa misma línea, la especialista dijo que de haber un efecto en el litio producto de la volatilidad de los mercados, este podría expresarse, por ejemplo, «en contratos o precios que se vayan reajustando, podría ser. Ahora, los precios del litio han subido de manera explosiva durante los últimos seis meses y eventualmente uno podría ver un rebote, que a lo mejor no tenga que ver tanto con la volatilidad sino con una vuelta al equilibrio, un proceso de normalización en el caso de litio, porque los precios han tenido un crecimiento exponencial».

Riesgo de recesión

Acerca del actual escenario mundial, la directora del Departamento de Economía de la Universidad Católica del Norte, Yasna Cortés, explicó que está marcado por una «alta incertidumbre e inestabilidad», principalmente porque «hay posibilidades ciertas de vivir una recesión económica a nivel global. Por tanto, esto podría reducir la demanda por cobre y llevaría a una reducción de su precio. En adición, la volatilidad del dólar tampoco ayuda a mejorar el escenario actual para nuestra economía».

Asimismo, dijo que «la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) ha elevado la tasa de interés para mitigar los efectos negativos que ha traído la alta inflación en el mercado estadounidense, lo que también llevaría a aumentar el precio del dólar. Dado que ahora los inversionistas son más cautelosos frente a la amenaza de una recesión económica, también disminuirían la demanda por cobre».

Por otro lado, complementó la académica, «esta volatilidad del precio del cobre tendrá efectos en las arcas fiscales. Es decir, el Estado podría tener menos recursos para implementar las políticas públicas prometidas en campaña por el actual Presidente. Considerando un escenario económico debilitado donde las políticas sociales son fundamentales, la falta de recursos afectaría principalmente a la población más pobre».

Los comentarios están cerrados.