Autoridades descartan racionamiento de agua en Santiago, Valparaíso y Coquimbo tras lluvias y nieve este invierno

Foto: DF

Al 31 de agosto Santiago reportó una acumulación pluviométrica de 131,1 mm, es decir, un 84% más de recursos que en 2021. Fuente: Diario Financiero, 1 de septiembre de 2022.


A mediados de agosto, el director de la Dirección General de Aguas (DGA), Rodrigo Sanhueza, ya lo había anunciado. Y este jueves, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, lo confirmó: El racionamiento de agua del cual se había hablado a principios de este año para algunas comunas de Santiago está descartado para la primavera 2022 y la temporada de verano 2023. Y a la RM se suman otras dos regiones que correrán la misma suerte: Valparaíso y Coquimbo.

Así lo afirmó la autoridad tras las positivas lluvias y caída de nieve durante estos últimos meses que, si bien aún se ubican por debajo del promedio histórico, fueron notoriamente mayores a aquellos volúmenes registrados durante el 2021. 

Durante esta mañana, el jefe de la cartera del MOP, en conjunto con la encargada de la Oficina de Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile, Catalina Cortés,  destacó las precipitaciones entre abril y agosto de este 2022, que dieron un respiro a la escasez entre las regiones de Atacama y Ñuble. Y entre las estaciones con una mayor variación pluviométrica al 31 de agosto figura Vallenar, en la Región de Atacama, con un 436% más de lluvias acumuladas que el año pasado.

A este sector le sigue la estación de La Serena, en Coquimbo, con una variación de un 355% por sobre el 2021. Y en tercer lugar destaca Santiago, en la Región Metropolitana, con una acumulación de 131,1 mm, es decir, un 84% más de recursos hídricos que en el período anterior.

Zona Centro destaca por altos déficits de acumulación

Sin embargo, pese a estas cifras el ministro sostuvo que «aún no se puede estar tranquilos» e indicó que los meses que vienen después de marzo pueden ser inciertos.

«En la mayoría de regiones seguimos con índices por debajo de los promedios históricos. Esto se ve reflejado en los bajos caudales que presentan la mayoría de los ríos de la zona central del país», comentó.

Así y a partir de datos de la DGA, a fines de agosto el embalse Los Aromos, en Valparaíso, reportó una acumulación de 18 millones de m3 que, pese a estar por encima de lo anotado durante el mismo período del 2021 (13 millones de m3), se ubica por debajo del promedio histórico (28,1 millones de m3).

Y una situación distinta es la que se puede observar en el embalse El Yeso, en la RM, que al cierre del mes anterior anotó 157,9 millones de m3, es decir, bastante menos que en 2021 (180 millones de m3), y que por estos días se ubica por debajo del promedio (163,9 millones de m3).

De acuerdo con Catalina Cortés, a la fecha entre las regiones de Valparaíso y el Maule los déficits de lluvias son cercanos al 40%, mientras que entre Ñuble y Aysén esta cifra alcanza el 15%. «Solo la región de Magallanes representa un déficit que alcanza el 50%». 

Y en lo que se refiere a un superávit, las comunas de Temuco y La Serena reportaron mayores acumulaciones de lluvias respecto del primedio histórico de cada una de estas zonas.

«Seguiremos monitoreando esta situación en cada una de las regiones del país. Y así como lo hemos hecho durante estos cinco meses de gobierno, cada vez que veamos una alerta, no les quepa la menor duda, que será avisado con premura a todas las autoridades, pero también a la comunidad», dijo García.

Medidas contra la sequía

Durante la jornada el ministro de Obras Públicas se refirió no solo al racionamiento, sino también a las medidas que está adoptando la cartera para hacer frente a la sequía. Y señaló que desde el MOP están discutiendo en conjunto con el Senado «una ley de eficiencia hídrica que nos permita como país, tanto desde el punto de vista del consumo de las familias como de la industria, cuidar nuestro consumo».

Asimismo, destacó el acuerdo al que llegó la Junta de Vigilancia del Río Equipo y la empresa sanitaria que abastece a la Región de Coquimbo, y que permitirá asegurar el consumo de agua en La Serena mediante el llenado de embalses de la zona.

«Una segunda línea de trabajo es lo que estamos haciendo con la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), que ha ido exigiendo a las empresas sanitarias contar con una infraestructura resiliente al cambio climático», agregó.

Y, por último, destacó que próximamente las autoridades anunciarán el programa Aguas Rurales, una iniciativa nueva en el marco del Programa de Agua Potable Rural, que busca disminuir los tiempos de espera que tienen los sectores rurales del país para acceder a este recurso.

Los comentarios están cerrados.