Codelco admite que litio es uno de sus nuevos desafíos y aborda estancamiento en producción de cobre

En un foro, el presidente del directorio de la estatal comentó que actualmente están trabajando en construir el Codelco de los próximos 50 años. "Porque el Codelco de los últimos 50 años ya se agotó, se agotó el modelo y se agotaron los recursos, porque son no renovables”, afirmó. Fuente: Biobío Chile, 24 de enero de 2023.


Máximo Pacheco, presidente del directorio de Codelco, repasó la situación actual y futura de los principales proyectos estructurales de la estatal.

En una presentación en el foro “Codelco, presente y futuro”, organizado por el Colegio de Ingenieros y la asociación gremial Voces Mineras, admitió que el litio es actualmente un desafío para la Corporación; y que el país está estancado en una producción de cobre de 5,4 millones desde hace casi 20 años.

Eso último, explicó, da cuenta de las dificultades del sector para mantener y acrecentar sus niveles productivos, muy similar a lo que enfrentan otros proyectos a nivel internacional.

Optimismo de Codelco en Maricunga

En el verano de 2021 la minera estatal Codelco confirmó que había recibido una calificación ambiental favorable para iniciar exploraciones de litio en el Salar de Maricunga.

Respecto al plan de exploraciones avanzadas en ese lugar, Pacheco adelantó que se tiene proyectada una inversión total de US$23 millones, cifra que incluye el trabajo que se desplegará durante este año, que involucra unos US$12 millones.

Hasta ahora se han obtenido resultados positivos en profundidad y concentraciones, dijo.

“Maricunga representa, aproximadamente, 10% del Salar de Atacama, por lo que en mi opinión no hay espacio para muchos actores en la explotación de litio. Por eso hemos manifestado nuestro interés, dado el Contrato Especial de Operación de Litio que tenemos aprobado y los buenos resultados de nuestras exploraciones. Estamos muy optimistas”, destacó.

Una vez que terminen las exploraciones y se tengan los resultados definitivos, adelantó, la empresa definirá el modelo de negocio que más le acomoda.

Balance general

En el foro “Codelco, presente y futuro”, Pacheco comentó que actualmente están trabajando en construir el Codelco de los próximos 50 años.

“Porque el Codelco de los últimos 50 años ya se agotó, se agotó el modelo y se agotaron los recursos, porque son no renovables”, afirmó.

Recalcó que según un informe de la Independent Proyect Analysis (IPA), la ejecución de los proyectos a nivel mundial se ha visto afectada por la interrupción en la cadena de suministros debido a la pandemia y la guerra en Ucrania, entre otros.

Por otra parte, detalló informes de especialistas que señalan que en las últimas décadas, los grandes desarrollos mineros a nivel global han incrementado su inversión original estimada entre un 42% y 60%, en tanto que en Chile esta fluctuación va desde 21% (Traspaso Andina) a 147% (Caserones).

El presidente del directorio añadió que los factores que más impactan en las inversiones son los numerosos problemas técnicos (precios, diseño, estimaciones); económicos (incentivos, recursos, pobre financiamiento), la gestión (subestimación de costos, voluntarismo) y los sicológicos (por ejemplo, un sesgo de optimismo).

Pese a cualquier impacto, el ejecutivo fue enfático en señalar que “Codelco es de lejos el mejor negocio para Chile”.

Desafío de la minería del cobre

Pacheco agregó que ni en Chile ni en el resto del mundo existe hoy una minería fácil.

A nivel local el país está estancado en una producción de cobre de 5,4 millones desde hace casi 20 años, lo que da cuenta de las dificultades del sector para mantener y acrecentar sus niveles productivos, muy similar a lo que enfrentan otros proyectos a nivel internacional.

“Se da por descontado que mantener la producción de Codelco es fácil, pero es un tremendo desafío”, enfatizó.

Las dificultades específicas de Codelco en 2022 implicaron una caída de 162 mil toneladas (10%) en su producción respecto a lo presupuestado. De ellas, 77% se debe a los problemas en la continuidad operacional y 23% al retraso de los proyectos.

“Hemos tenido un año extraordinariamente acontecido”, puntualizó el ejecutivo, quien detalló diversos problemas, como la caída de una pared del rajo en Ministro Hales, el colapso del domo y la correa transportadora en Chuquicamata, eventos climáticos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.