Dominga es incompatible con el medio ambiente del Archipiélago Humboldt

Según las organizaciones agrupadas en la Alianza de Humboldt, "Los ministros y ministras que tendrán que resolver tienen en sus manos toda la información científica y técnica para rechazar el proyecto minero portuario Dominga de Andes Iron SPA. Así lo han hecho saber los informes emanados por los distintos organismos con competencia ambiental que justifican claramente la incompatibilidad de una industria de alto impacto con uno de los ecosistemas más importantes del mundo". Fuente: Publimetro, 17 de enero de 2023.


Las organizaciones de la sociedad civil aquí firmantes reiteramos nuestro rechazo al proyecto minero portuario Dominga de la empresa Andes Iron, el cual pretende instalarse en el corazón del Archipiélago Humboldt. No podemos entender que durante más de una década esta zona, de una riqueza ambiental única en Chile, siga amenazada y a merced de intereses cortoplacistas. Hemos visto pasar al menos tres gobiernos sin que ninguno haya sido capaz de proteger el Archipiélago Humboldt de los diversos intentos que han habido para industrializarlo. Hace 15 años fueron las termoeléctricas a carbón, hoy son el puerto Cruz Grande y el. proyecto Dominga. El Archipiélago Humboldt es crucial para Chile y el mundo, y por su riqueza natural es un hopespot de biodiversidad reconocido a nivel internacional y que ha permitido el desarrollo de actividades sustentables como son la pesca artesanal y el turismo.

Hoy, los pescadores artesanales de localidades como Punta de Choros, Chungungo y Los Choros son un ejemplo para otras caletas del país y del mundo, ya que lograron transformar sus áreas de manejo en las más productivas del. centro norte de Chile. Incluso hoy, semillas de locos y machas son llevadas desde estos lugares a otras zonas que han perdido dichos recursos. El turismo creció de unos cientos de visitantes a fines de la década de los 90, a más de 60 mil visitantes anuales en los últimos años. Ahora mismo, los veraneantes están disfrutando de una de las mejores temporadas de avistamiento de ballenas en una de las pocas zonas del país donde pueden apreciarse estos mamíferos desde la costa, mientras que cada cierto tiempo, otros tantos visitantes acuden al desierto florido, espectáculo único en el mundo Hemos reiterado en varias oportunidades a Lo largo del proceso de evaluación ambiental y en la etapa judicial del proyecto Dominga, que éste es incompatible con el medio ambiente y con los empleos sustentables que hoy en día ya existen en la zona y que son el sustento de muchas familias.

Diversos estudios científicos realizados por académicos nacionales e internacionales han descrito que el ecosistema formado por ocho islas ubicadas frente a las localidades de Chañaral de Aceituno por el norte y Caleta Hornos, por el sur, es único e irremplazable debido a la existencia de abundantes nutrientes que hacen de esta zona el hábitat y/o zona de tránsito de distintas especies que se verían afectadas por el proyecto Dominga, cuyo puerto pretende instalarse en la principal área de alimentación de la fauna marina. Como organizaciones ambientales, es nuestro deber alertar que zonas como el Archipiélago Humboldt son clave para garantizar la adaptación al cambio climático, un problema real y que requiere medidas inmediatas y concretas que marquen el rumbo que el pais deberá tomar en el largo plazo. No podemos sacrificar un lugar donde las ballenas fin, azul, cachalotes vienen a alimentarse y a descansar; donde reside el 80% de la población mundial del pingüino de Humboldt, especie que ocupa las islas y las recorren hasta 40 kilómetros a la redonda para buscar su alimento y que conviven con 122 tipos de aves, 68 especies de peces y 21 tipos de mamíferos.

Dominga es un mal proyecto, ya que no cumple los requisitos para avanzar con su permiso ambiental y lo que corresponde es rechazarlo completamente. Es importante que la opinión pública recuerde, que ya fue calificado desfavorablemente en 2017 por sus graves falencias técnicas y por subestimar sus impactos ambientales. Desde entonces, nada de eso ha cambiado, es más, la información proporcionada por la empresa en su estudio de impacto ambiental no solo fue insuficiente, sino que ahora, 10 años después de que ingresó a evaluación, está desactualizada y obsoleta. El último hito de este largo proceso judicial fue la sentencia de la Corte Suprema, que contrario a lo que la empresa quiere interpretar, no validó el proyecto, simplemente estableció que es el Comité de Ministros la instancia que deberá nuevamente pronunciarse al respecto.

Los ministros y ministras que tendrán que resolver tienen en sus manos toda la información científica y técnica para rechazar el proyecto minero portuario Dominga de Andes Iron SPA. Así lo han hecho saber los informes emanados por los distintos organismos con competencia ambiental que justifican claramente la incompatibilidad de una industria de alto impacto con uno de los ecosistemas más importantes del mundo.

 

Suscriben:
Aula de Mar,
Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén,
Chao Pescao,
Defensa Ambiental Región Coquimbo,
Ecosistemas, Fundación Chile Sustentable,
Fundación gane,
Goodall Institute Chile,
Fundación Mare Nostrum,
Fundación Relaves,
Fundación Terram,
Greenpeace,
Mission Blue,
MODEMA,
Oceana,
ONG Ayni,
ONG Defensoría Ambiental,
ONG FIMA,
ONG Panthalassa Partey Plastic,
Oceans Chile,
Proyecto Adelaida,
Resistencia Humboldt Sphenisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.