Costa insta a comprender las implicancias macro del cambio climático

Este lunes y martes se realiza la XXVI Conferencia Anual del instituto emisor. Fuente: Diario Financiero, 27 de noviembre de 2023.


Este lunes, el Banco Central dio el puntapié inicial a su XXVI Conferencia Anual titulada “Implicancias del cambio climático y la degradación de los servicios ecosistémicos para la estabilidad macroeconómica y financiera”. La encargada de dar la bienvenida a los asistentes fue la presidenta del instituto emisor, Rosanna Costa. La autoridad partió advirtiendo sobre el deterioro de la naturaleza y sus consecuencias.

“Hemos sido testigos de temperaturas récord en muchos países, la reducción del nivel de los ríos, incendios devastadores, inundaciones y fenómenos meteorológicos extremos”, señaló Costa.

En esa línea, la economista planteó cómo el cambio climático “repercute en la economía, el sistema financiero y el bienestar de la sociedad”, y se preguntó cómo este “desafío” debe ser abordado por los bancos centrales del mundo.

Para la presidenta del ente autónomo, existen varias áreas comunes en las que las diversas instituciones “deberían avanzar y contribuir hacia una economía más sostenible, respetando siempre nuestros mandatos, objetivos y actividades”. Aunque fue clara en que “los bancos centrales no estamos aquí para dar recomendaciones”.

Pero recalcó que parte de su trabajo es “comprender las implicancias macroeconómicas del cambio climático a la hora de evaluar nuestras perspectivas económicas y financieras”, añadió la economista.

Implicancias en la política monetaria

Sobre política monetaria, la presidenta del Banco Central planteó que las implicaciones macroeconómicas del cambio climático incluyen algunos elementos bien conocidos para esta, como shocks de oferta, cambios estructurales e incertidumbre.

Como Banco Central, dijo que estarían “actuando” a través de una agenda de trabajo sobre estas temáticas, aseguró su presidenta, la cual es parte de su ciclo de planificación quinquenal. “Hacemos hincapié en tres líneas de actuación principales: el análisis macroeconómico; la evaluación del riesgo fiananciero; y el suministro de estadísticas económicas y medioambientales», dijo Costa.

“Nuestro programa de investigación a medio plazo incorporará las preocupaciones climáticas y, más ampliamente medioambientales, a su conjunto de herramientas estándar para el análisis macroeconómico, incluidos los efectos de los riesgos físicos y de transición, así como las nuevas oportunidades que presenta la transición ecológica”, mencionó la economista. A ello, Costa agregó que dichas herramientas se utilizarán “principalmente para evaluar las implicancias de la degradación medioambiental y la transición verde sobre el crecimiento potencial a largo plazo”.

La timonel del ente autónomo sumó el reto de “salvaguardar la estabilidad y resistencia a largo plazo del sistema financiero”. Esto a través de dos líneas de actuación principales. En su discurso, explicó que una sería incorporar los riesgos climáticos a las evaluaciones de estabilidad financiera para identificar y abordar las vulnerabilidades del sistema financiero. La segunda, mejorar las prácticas de gestión y supervisión de riesgos para tener en cuenta los riesgos climáticos.

“El impacto del cambio climático en la economía exacerba los riesgos financieros tradicionales”, dijo la presidenta del Banco Central en el salón del Hotel Marriott.

Adicionalmente, desde la entidad están trabajando en metodologías para medir el capital natural de Chile (valor de activos medioambientales, como los bosques, el suelo y el agua, por ejemplo) y la estimación de la huella de carbono de la actividad económica.

Los comentarios están cerrados.