Subsecretario de Pesca explica alcances de nuevo proyecto de Ley que regulará la actividad
By Comunicaciones

Subsecretario de Pesca explica alcances de nuevo proyecto de Ley que regulará la actividad

Julio Salas, subsecretario de Pesca y Acuicultura, entregó sus proyecciones sobre el texto que deberá ser discutido ahora en el Congreso. De la misma forma, la autoridad repasó la elaboración de la normativa y sus alcances para la Región del Biobío, en materia artesanal e industrial. Fuente: Diario Concepción, 31 de diciembre de 2023

Tras la presentación de la propuesta de Nueva Ley de Pesca, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Julio Salas, conversó con Diario Concepción respecto de los alcances que tiene la iniciativa para la Región del Biobío como una de las pesquerías más importantes del país.

Asimismo, considerando los múltiples aspectos que aborda la normativa en materia de pesca, el subsecretario proyectó que será una discusión extensa en el Congreso y que una meta es que se apruebe en el actual Gobierno.

-Considerando distintos aspectos de la propuesta de ley, ¿qué implicancias trae para la Región del Biobío como una de las pesquerías más importantes del país?

-Siempre es bueno relativizar esto de capitales pesqueras, porque ofende a otras zonas del país. Efectivamente, Biobío es una potencia en algunas pesquerías, también lo es Puerto Montt en la Región de Los Lagos en otras pesquerías. También hace un esfuerzo muy importante pesquero el Norte Grande. La verdad es que Chile es un país diverso en materia pesquera, pero, efectivamente, el Biobío es una región muy significativa en términos, incluso, de empleo y la potencia que tiene la flota pesquera en la región.

Ahora hay que distinguir. Nosotros hemos sido muy cuidadosos, por ejemplo, en observar cuál es la labor que desarrolla tanto la flota industrial, como el empleo que se genera posteriormente en las plantas de proceso, la significación que tiene la extracción para consumo humano en la Región y, por lo tanto, esperamos que la Ley de Pesca, que es una ley que va a promover el consumo humano, no afecte de ninguna forma el empleo en el sector de la industria. Hemos sido cuidadosos en ese sentido, en ver cuál es la actividad efectiva que está realizando la industria y, por lo tanto, tener distribución de las cuotas de pescas, asociadas fundamentalmente a criterios científico-técnico y no a la arbitrariedad de la autoridad. Eso en relación a la industria.

En relación con el mundo artesanal, tenemos la convicción de que esta es una ley que va a generar impactos extremadamente positivos para el mundo artesanal. Primero, porque por primera vez va a reconocer la pesca artesanal, no sólo desde el punto de vista del valor económico que genera, sino que también de la significación cultural y de forma de vida que es la actividad artesanal. Segundo, porque en todo el país, no sólo en la Región del Biobío, se produce una mirada a la distribución de los recursos con criterios científico-técnicos y la consecuencia de eso es que se incrementa el fraccionamiento artesanal en varias pesquerías. Entonces, eso es significativo a lo largo del país y también es importante en la Región del Biobío. Y, en tercer lugar, porque el mundo artesanal se encuentra desprovisto desde hace ya varias décadas, desde que se acabó la caja de la marina mercante que existía. El mundo artesanal está desprovisto de todas formas de protección social y, por lo tanto, la ley también viene a responder a esa necesidad y genera condiciones más favorables para quienes hoy día desarrollan labores en la actividad pesquera.

-Tras la presentación de la iniciativa, ¿cuál ha sido la recepción del sector pesquero?, ¿cuándo se ingresará formalmente la propuesta de ley al Congreso?

-Por ahora las reacciones son sólo a los titulares, a las declaraciones. Nosotros hemos entregado en nuestra página web una minuta descriptiva del proyecto, pero, probablemente, la reacción más definitiva se va a producir cuando sea visto ya en el congreso en todo su articulado. El proyecto ingresa ahora, esta semana, a las distintas partes del congreso y, por lo tanto, todos los actores lo van a tener a la vista el día que reinicie sus funciones el Congreso. La primera impresión que tenemos a la presentación, y a esta minuta descriptiva, es muy similar a la que hemos escuchado a lo largo de todo el proceso de discusión prelegislativa. Tienen que considerar que nosotros realizamos cerca de 251 encuentros de discusión y conversación con el mundo pesquero artesanal e industrial. Tuvimos dos sesiones importantes de trabajo con la industria en el Biobío, e incluso tuvimos otra sesión adicional con los trabajadores de la industria para escuchar sus planteamientos.

Por otra parte, con el mundo artesanal del Biobío fueron múltiples las reuniones, no tengo el número exacto, pero son varias decenas. Así que ya habíamos tenido un intercambio respecto de qué es lo que se esperaba del proyecto. Después hicimos incluso, por el mes de mayo de este año, una presentación del enfoque del proyecto, de cuáles eran los objetivos que la iniciativa abordaba, que también fue conocida por la industria y por las principales organizaciones de la pesca artesanal.

Finalmente, en el mes de agosto de este año, adelantamos 50 contenidos del proyecto de Nueva Ley de Pesca, de tal manera que nadie puede decir que lo que estamos presentando es algo que toma por sorpresa al mundo pesquero. La impresión que tenemos es que hay expectación y, por cierto, me parece razonable que se espere hasta conocer el contenido específico para emitir una opinión definitiva del proyecto.

-¿Tienen algún día definido en específico para ingresar la ley?

-Va a ingresar para que se discuta con urgencia y, por lo tanto, va a estar seguramente entrando a discusión la próxima semana, cuando reinicie funciones el Parlamento.

-Como ejecutivo, como impulsores de esta ley, ¿qué proyecciones tienen respecto a la discusión en el Parlamento?, ¿consideran que va a ser una larga discusión?

-Este proyecto es un verdadero código de la actividad pesquera. Es decir, al igual que la ley de pesca anterior, tiene que abordar desde las disposiciones generales y los conceptos principales que se usan en la pesca, hasta un enfoque de política de pesquera, definir cómo se accede la actividad, definir artes, aparejos, calados de embarcaciones, una serie de materias. Entonces, si a eso le agregas, además, regular la investigación, regular la fiscalización, definir todos los mecanismos de infracciones, te encuentras con una norma que tiene un contenido muy amplio y, por lo tanto, es razonable que tenga una discusión extensa en el Congreso.

Sin embargo, nosotros tenemos el firme propósito de que este proyecto sea no sólo presentado ahora, sino que tramitado durante esta administración y, por lo tanto, nos gustaría mucho poder avanzar con él en la Cámara durante este año y ojalá lograr sacarlo finalmente a ley dentro del plazo de dos años.

-Para cerrar, ¿cuál va a ser el rol y relevancia que va a tomar el sector científico en el mundo pesquero con esta ley?

-Yo creo que lo más importante del proyecto, lo más significativo, es que cuando en la propuesta de ley hablamos de transparencia, de lo que se está hablando en definitiva es que la distribución de los recursos no se produzca ni por el arbitrio de la autoridad, ni por la injerencia indebida de intereses particulares, sino que se produzca en función de lo único que puede definir una actividad pesquera sustentable, y que se pueda desarrollar en el largo plazo, que es la investigación científica. Entonces, lo fundamental del proyecto es que la investigación científica está en el centro para la toma de decisiones de administración y también en el centro para los criterios de distribución que hace la propia ley. Ahí es donde la brecha era más significativa, porque uno encontraba, en la ley vigente, formas de distribución que se alejaban, y en algunas zonas se alejaban bastante, de criterios científico-técnicos.

 

  • No Comments
  • 02/01/2024