Interior pide traslado de salmoneras

Desde la zona afectada por el terremoto en Aysén, pero salmoneros "lo analizarán". Las salmoneras aún evalúan el impacto del sismo en sus instalaciones. Diario El Llanquihue 24 de abril de 2007.


Las empresas están teniendo graves problemas para encontrar mano de obra, un aspecto que ya se había hecho latente incluso antes de los temblores, ya que en Aysén hay prácticamente pleno empleo.

El ministro del Interior, Belisario Velasco, informó ayer que pedirá que las empresas salmoneras que tienen instalaciones en la zona afectada por el terremoto trasladen sus centros de cultivos fuera del área de riesgo.

El representante de SalmonChile en la Undécima Región, Carlos Odebret, aseguró que antes de tomar esa decisión se deben iniciar conversaciones con la Subsecretaría de Pesca y la Autoridad Marítima, entidades a cargo de otorgar concesiones. El objetivo es definir las alternativas y hacer una evaluación productiva de los nuevos sitios, aunque reconoció que "es muy temprano para una definición. Lo analizaríamos".

La entidad aún no tiene una estimación del impacto que el terremoto causó en la producción y si eso afectará el proceso de expansión hacia el sur del país. Aysén representa el 19% de la producción nacional de salmones y el 48% de las exportaciones de esa Región.

Para establecer las consecuencias, la gremial envió encuestas a las compañías que trabajan en el área -cuatro en total- la que tienen 14 centros de cultivo. De éstos, tres no estaban operativos, principalmente por razones de seguridad.

En tanto, se espera que hoy arriben al lugar el presidente de SalmonChile, César Barros, y el gerente general, Rodrigo Infante.

Cuatro de las siete personas que aún están desaparecidas en Aysén son trabajadores de empresas salmoneras. Se trata de las compañías Frío Sur, Pesca Chile y Aqua Chile. En el caso de esta última, hay dos guardias de seguridad de la empresa Costa Futuro, los que han sido identificados como Miguel Silva y Víctor González.

PRIORIDAD

Según reconoció Odebret, la tarea primordial es colaborar a la búsqueda de las personas desaparecidas. "Nuestra prioridad son las personas", insistió el dirigente.

Aqua Chile había adoptado una serie medidas desde enero, cuando comenzaron los temblores.

De hecho, había trasladado dos de los 20 centros de cultivo -Estero Frío y Luma- ubicados en los fiordos Melimoyu y Aysén, evacuando los peces y la mayoría del personal.

Además, se había trasladado personal para prestar soporte sicológico a sus empleados, el que está siendo apoyado actualmente por sicólogos y personal del Departamento de Prevención de Riesgos.

Apenas se iniciaron los temblores, SalmonChile estaba coordinando medidas de prevención, ya que los centros de cultivo habían sufrido de ausentismo laboral (hasta un 30% en los días posteriores a los temblores más fuertes), explicado por el temor del personal a concurrir a los centros de trabajo. Además, se habían instalado medidores de temperatura en el agua, como una forma de colaborar con el monitoreo.

Miedo

Hasta ahora el miedo parece ser el principal enemigo al que se enfrenta la industria salmonera, desde el punto de vista productivo. Desde enero a la fecha, las seis compañías que trabajan en el área han sufrido de ausentismo laboral.

Comments are closed.