Otra de Celco

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 19 de junio de 2007.


Nuevamente la planta Licancel derrama desechos contaminantes al río Mataquito. Otra vez, en los ojos de la autoridad ambiental, la empresa Celco causa graves e irreparables daños al medioambiente y a las comunidades aledañas a sus plantas de celulosa.

Este hecho es de la mayor gravedad y no debe ser considerado, ni asumido por parte de las autoridades, como un caso aislado. A lo ocurrido en el pasado con la planta Valdivia y Nueva Aldea, se suman estos derrames consecutivos en la planta Licancel, demostrando un comportamiento ambiental corporativo y no sólo la responsabilidad de unos pocos gerentes.

Es inaceptable que una empresa de tal magnitud, dentro las principales productoras de celulosa del mundo, que gana millones de dólares anualmente no cuente con una política ambiental responsable y reiteradamente esté provocando daños ecológicos irreparables a los ecosistemas del país, patrimonio de todos los chilenos. Es inaceptable que Celco no asuma los costos por los daños provocados a las comunidades y a otros sectores económicos de las zonas.

Es por ello que exigimos al Gobierno actúe rápidamente y con todo el rigor de la Ley. No es posible que nuevamente Celco quede impune debido a la incapacidad de la autoridad ambiental.

Comments are closed.