Barricadas y toma en Ruta a Ralco

Tal como hace una década, desconocidos ocuparon en la mañana de ayer el camino que conduce hacia la zona cordillerana de Alto Bío Bío, impidiendo el tránsito vehicular. La Discusión de Chillán, 23 de octubre de 2007.


La toma se produjo a la altura del kilómetro 85 que une Los Ángeles con la localidad de Ralco, en el sector de la comunidad pehuenche de Callaqui.

Por cerca de tres horas, un grupo de sujetos encendió barricadas e instaló piedras en la ruta, aparentemente en protesta por una reunión entre representantes de una empresa geotérmica y del municipio cordillerano, que finalmente no se llevó a cabo. Debido a este episodio, dos ambulancias que trasladaban enfermos a Los Ángeles no pudieron seguir su camino.

La toma del camino culminó sin que la fuerza pública se enfrentara a los manifestantes que se refugiaron en las inmediaciones, logrando restablecerse el tránsito vehicular.

Hace una década, una manifestación similar en el sector de Ñireco, al interior del cajón del río Bío Bío, fue el primer anuncio de lo que serían varios años de conflictos entre la empresa eléctrica Endesa y las familias opositoras a la construcción de la central Ralco.

La primera toma caminera se remonta al 3 de julio de 1997, con la participación de agrupaciones indigenistas y ambientalistas. Dichas acciones se repitieron en los años siguientes, incluidos enfrentamientos con las fuerzas policiales.

Potencial geotérmico

El tema de la potencialidad geotérmica de Alto Bío Bío salió al tapete después que se conocieran los estudios exploratorios que realiza la compañía Emel en esa región montañosa, para ver la factibilidad de instalar una planta que emplee ese tipo de energía.

Dichos trabajos, que se están realizando desde la década del ‘90, identificó la zona con mayor potencial en la comunidad de Trapa Trapa, al extremo oriente del cajón del río Queuco, en la frontera con Argentina.

Sin embargo, esta sola posibilidad energética ha causado el rechazo de las comunidades pehuenches, avalado por las amargas experiencias con las plantas hidroeléctricas en el curso del río Bío Bío.

Sin embargo, un estudio elaborado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) para identificar las fuentes probables de energía geotérmica a lo largo del país, definió que hay siete fuentes probables de explotación en la zona de Alto Bío Bío.

Estas se encuentran en Quilaquín, Nitrao, Trapa Trapa, volcán Callaqui, Ceniciento (por el cajón del Queuco), Aillín, El Avellano y Lolco (por el Bío Bío).

 

Comments are closed.