Tech Museum Awards 2007

Fundación Terram resultó ganadora en la versión 2007 de los premios anuales que entrega el Tech Museum, instancia que destaca iniciativas innovadoras de distintos países del mundo, en que la tecnología se pone al servicio de la humanidad. Respecto a la obtención de tan importante reconocimiento, Fundación Terram señala:

Fundación Terram resultó ganadora en la versión 2007 de los premios anuales que entrega el Tech Museum, instancia que destaca iniciativas innovadoras de distintos países del mundo, en que la tecnología se pone al servicio de la humanidad. Respecto a la obtención de tan importante reconocimiento, Fundación Terram señala:


–  La distinción de Tech Museum, considerados los “Nobel” de la tecnología, en la categoría de Medio Ambiente fue entregado a Terram por su participación en un proyecto de manejo de los desechos de la industria salmonera, a través del cultivo del alga parda en las cercanías de los centros acuícolas, proyecto que desarrolló en conjunto con el I-Mar de la Universidad de Los Lagos y el apoyo del Banco Mundial.  La ceremonia de entrega del galardón se celebró en San José, California, ciudad sede del Tech Museum, el pasado 07 de noviembre, ocasión en la que se distribuyó un total de US$250.000 en cinco categorías: salud, equidad, educación, desarrollo económico y medio ambiente.

– El logro obtenido reconoce el esfuerzo desplegado por Terram y el I-Mar en la búsqueda de soluciones integrales que apoyen el desarrollo de la actividad acuícola. Como Fundación, nuestro objetivo es incorporar elementos sociales y ambientales innovadores, disminuir los impactos nocivos de la actividad e incluir a las comunidades locales, que han sido las principales afectadas por la industria de salmón.

– Nuestro proyecto consistió en una innovadora propuesta de biorremediación en la salmonicultura, a través del cultivo de algas (Macrocystis Pyrifera) que absorben parte de la contaminación por el exceso de nutrientes que genera la industria salmonera producto de las fecas y alimentos no ingeridos por los especimenes. De esta forma, las algas crecen en mayor proporción que aquellas que se desarrollan bajo condiciones naturales y a la vez, pueden ser utilizadas posteriormente para abastecer a otras actividades que requieren de esta alga como insumo. Un ejemplo de esto, es la creciente industria abalonera que requiere de alga parda como principal alimento. Con ello, se disminuye otro impacto ambiental: la extracción indiscriminada de algas. Nuestra propuesta completa este círculo virtuoso con la incorporación de las comunidades locales, particularmente pescadores artesanales y huilliches, con el objetivo de que sean éstos los que finalmente desarrollen el negocio y aumenten sustantivamente los niveles de ingresos que actualmente perciben.

– Nuestra experiencia con los pescadores artesanales y con las comunidades huilliches de la isla de Chiloé nos demostró que pueden perfectamente incorporarse en la ejecución de este tipo de actividades en la que ya poseen cierto conocimiento práctico. Además,  el ejercicio de ésta puede significar una retribución económica importante para las familias que la desarrollen.

– El premio obtenido por Fundación Terram demuestra además que organizaciones como la nuestra, que promocionan el desarrollo sustentable, son capaces de complementar su crítica a los actuales modelos de explotación y desarrollo con propuestas innovadoras, simples y concretas que aportan tanto desde la perspectiva ambiental como social.

Comments are closed.