Ministra Uriarte reconoce “difícil panorama” medioambiental para este invierno en Santiago

Entre los meses de abril y agosto. La presencia del fenómeno de La Niña traerá un año seco y con bajas temperaturas. El Mercurio, 18 de enero de 2008.


"Un escenario complejo" es el que deberá enfrentar Santiago durante el período de otoño-invierno en materia medioambiental. Así lo reconoció la propia ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, ante el aumento de la contaminación del aire entre los meses de abril y agosto.

La secretaria de Estado sostuvo que "el panorama para este 2008 se avizora bastante difícil, ya que no tenemos una información auspiciosa sobre las condiciones meteorológicas, sino todo lo contrario". Uriarte detalló que para este año se espera un incremento de los efectos del fenómeno de La Niña, lo que implica un año seco y con temperaturas más bajas que las registradas en inviernos anteriores.

La situación se vuelve más crítica al considerar que la industria no dispondrá de gas natural producto de los recortes desde Argentina, por lo que deberá operar con petróleo. A esto se suma otra agravante: el aumento en 4,1 por ciento del parque automotor de la Región Metropolitana en el último año, lo que se traduce en 1.204.387 vehículos livianos circulando en las calles, según las cifras de motorización del Registro Civil.

Para morigerar el efecto contaminante del aumento del parque, la ministra sostuvo enfática que "la revisión técnica para los catalíticos es un imperativo irrenunciable e intransable en el orden ambiental, es una medida imposible de abdicar".

Pero para septiembre se aplazó, por segunda vez, la nueva revisión técnica al estado de los convertidores catalíticos. La medida debería haber comenzado en marzo de 2008, pero la subsecretaria de Transportes, Elinett Wolff, anunció que era imposible cumplir con el plazo por falta de equipos -dinamómetros- en las plantas de revisión técnica.

Otra iniciativa postergada es la puesta en marcha de tres nuevas estaciones de monitoreo de la calidad del aire en Puente Alto, Talagante y Quilicura, que deberán esperar hasta diciembre para entrar en funcionamiento.

"La decisión de implementar tres nuevas estaciones de monitoreo se tomó con fondos del gobierno regional, y todo ese proceso de implementación lo coordinan la intendencia y la autoridad sanitaria", precisó Uriarte.

La secretaria explicó que pese al complejo escenario se aplicarán las medidas del Plan de Gestión de Episodios Críticos, que contempla aumentar a cuatro dígitos la restricción vehicular permanente para autos sin sello verde a partir de abril, y la prohibición de efectuar quemas agrícolas en la región.

Oficio

El presidente de la Comisión del Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro, expresó su preocupación por la falta de medidas efectivas para descontaminar la capital entre otoño e invierno, cuando falle la ventilación de la cuenca: "Vamos a oficiar a la ministra del Medio Ambiente y al director de la Conama Metropolitana para que nos informen". Lamentó la eliminación del lavado de calles, y dijo que otras acciones quedaron "en marcha blanca". "Están ocultando las emisiones de los buses enchulados", acusó.

"No tenemos evidencias de que este año vayan a disminuir los episodios críticos".

Comments are closed.