Plan para convertir camiones y autos viejos en chatarra

Buscan reducir en 35% el esmog en Santiago. Esto es parte del nuevo Programa de Descontaminación del Área Metropolitana, que parte en abril y que tendrá incentivos tributarios. El Mercurio, 15 de diciembre 2008.


En abril de 2009 entrará en vigencia la nueva actualización del Plan de Descontaminación de Santiago, con el ambicioso objetivo de reducir las emisiones de la cuenca capitalina en 35% a 2010.

Para ello se aplicarán normativas más restrictivas en las fuentes fijas y móviles que emiten contaminantes, que deberán usar tecnología de última generación, amigables con el medio ambiente.

Alejandro Smythe, director de la Conama Metropolitana, plantea que se harán cargo de la "totalidad de las fuentes emisoras" y que habrá una "regulación rigurosa".

Se terminará la categoría de los autos catalíticos o no, y se definirán como "vehículos de cero y baja emisión", que tendrán incentivos tributarios.

Tampoco tendrán restricción vehicular y se incentivará a las empresas que los importan. El millón de autos catalíticos existente tendrán que pasar el control a sus equipos de control de gases, operativo que empezó en septiembre, pero que será obligatorio en 2009.

Los vehículos antiguos tendrán la opción de convertirse en chatarra, gracias a un programa en que los titulares o empresas que tengan que compensar emisiones podrán comprar el auto al dueño y sacarlo de circulación.

En vez de comprar árboles o forestar un área, por ejemplo, adquirirán máquinas antiguas para convertirlas en chatarra. Este plan sacaría de las calles capitalinas alrededor de 200 mil vehículos con más de 15 años. "Estimamos en forma realista reducir entre un 30 y 35% las emisiones en la cuenca capitalina, lo que nos permitiría cumplir con la norma diaria y anual de contaminación", dice Smythe.

Los camiones que ingresen al país deberán tener filtros de partículas para reducir la toxicidad del diésel. "No hay ningún sector con menos regulaciones que los camiones y queremos corregir eso", añade Smythe.

A los vehículos de carga con más de 12 años que no pueden ingresar al anillo de Vespucio se les levantará esa prohibición, si incorporan un dispositivo para controlar emisiones. Los camiones con más de 20 años podrán convertirse en chatarra, y a cambio los dueños recibirán dinero a través del BancoEstado. Los buses de Transantiago deberán tener filtros Euro 3 y Euro 4 a 2010.

En septiembre de 2010, todas las motos que se importen al país deberán tener convertidor catalítico; en el invierno de 2009 partirá una certificación voluntaria a las estufas de doble cámara de leñas, y en 2011 se prohibirán las que no estén certificadas.

GAS

LAS INDUSTRIAS reducirán sus emisiones gracias a la planta de Quintero, que entrará en operaciones a mediados de 2009.

Comments are closed.