Ejército entregó antecedentes de conscriptos supuestamente afectados por contaminación nuclear

Posibles casos de cáncer. El ministro Vidal explicó que "el Ejército entregó un informe completo de transparencia absoluta y es el principal interesado en conocer si hay algún antecedente objetivo en la muerte de estos conscriptos". Terra.cl, 06 de mayo 2009.


El jefe del Estado Mayor del Ejército, Juan Miguel Fuente Alba, aseguró que no es posible descartar ni asegurar que los ex conscriptos afectados por cáncer luego de realizar guardias durante su servicio militar en el Centro Nuclear de Lo Aguirre, se deba al supuesto contacto con material radiactivo.

Esto tras asistir en la tarde de ayer a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, junto al ministro de Defensa, Francisco Vidal, y haber entregado un completo informe con datos acerca de los cuatro ex conscriptos muertos y los ocho casos de jóvenes afectados con cáncer, tras haber realizado guardias el centro nuclea de Lo Aguirre y La Reina, mientras realizaban su servicio militar obligatorio en la década de los ´80 y a principios de los ´90.

Al respecto, el ministro Vidal explicó que "el Ejército entregó un informe completo de transparencia absoluta y es el principal interesado en conocer si hay algún antecedente objetivo en la muerte de estos conscriptos".

"Casi 5 mil hombres cumplieron la misma función entre los años 1973 y 2009, se dio esa información e incluso se explicó caso por caso la experiencia de los individuos que han fallecido o que han adquirido la enfermedad, pero reitero que el Ejército quiere dar el máximo apoyo a la Cámara y se siente igualmente afectado porque fueron sus hombres los que cumpliendo su servicio militar murieron", enfatizó el secretario de Estado.

Vidal agregó que "de esta Comisión no ha salido ninguna tesis concluyente, los casos no están ni descartados ni confirmados".

Por su parte, el General Fuente Alba reiteró la disposición del Ejército de aportar en la investigación de estos casos. "Lo que sí hay que tener claro es que al Ejército le interesa que se aclaren las razones por las cuales pudieren haber fallecido estos soldados conscriptos que formaron parte de sus filas", destacó.

Junto con ello, expresó que este interés se basa en que el Ejército tiene más de 200 personas que trabajan en sus plantas nucleares, "por lo tanto a nosotros nos interesa saber si hay una vinculación entre prestar servicios cerca de estas instalaciones con las enfermedades que pudieran derivarse, pero nosotros no tenemos todas las competencias para hacer esta vinculación", agregó.

En tanto, el diputado PS y presidente de la instancia parlamentaria, Iván Paredes, destacó la entrega de un detalle pormenorizado de los casos por parte del Ejército, pero agregó que "aquí efectivamente se confirman los casos con leucemia, la información que nosotros teníamos es correcta, efectivamente los conscriptos que fallecieron aparecen en los registros del Ejército".

"Tanto a ellos como a nosotros nos llama poderosamente la atención que se produzcan estos fallecimientos como una coincidencia muy rara, que obviamente no puede ser una coincidencia, porque fallecen todos en una misma época, 6 son de la asociación 88 y 89 de Curicó del cantón 42 y hay dos o tres casos en Santiago", dijo el legislador.

El presidente de la Comisión señaló también que el General Fuente Alba informó que el rol de los conscriptos era de cautelar la periferia, nunca dentro de los reactores, donde hay personal especializado y "dentro de ese contexto, hay alguna razón extra por la que un grupo de jóvenes fallece, no necesariamente estamos diciendo que se contaminaron ahí, pero quedan las dudas", aclaró.

Finalmente, el diputado adelantó que la instancia solicitará antecedentes sobre este tema a la Comisión Chilena de Energía Nuclear. "Acá tiene que crearse una comisión de expertos para que se haga una profunda investigación", concluyó el diputado Paredes.

Comments are closed.